Buscar innovación, nuevos formatos, nuevas ideas, otros estilos para que todos los gustos tan variados como personas existen puedan encontrar el suyo o el que más se acerque a su personalidad.

Pero algunas veces los proyectos que se realizan de innovación pretenden llevan los proyectos a unos límites que, siempre desde mi punto de vista, rayan con lo extravagante, lo incómodo y lo incomprensible.

En este comedor, los asientos son columpios que se soportan en una extructura que según las especificaciones aguantan perfectamente, y faltaría más cuando encima es un comedor para 8 personas.

Aunque en un principio pueda parecer divertido, no me imagino comiendo en un columpio, al final debe ser incómodo  por lo poco estable, por las cadenas que te impiden comer o moverte libremente, lo complicado que debe resultar tanto sentarse como levantarse e incluso permanecer quieto si no te llegan los pies al suelo.

Se llama Swing y la puedes encontrar por 3577 € en Duffy London.

Mury, un beso

 

 

También te puede interesar:  Puertas actuales (3)