Muchas veces nos encontramos con la desagradable sorpresa de que dormimos en una habitación donde la invaden constantemente ruidos, tanto de noche como de día. Podemos reducir este sonido de diversas maneras, pero os voy a recomendar una muy útil y que reduce hasta el 50 % (las pruebas del fabricante indican hasta un 68%, pero no me gusta ser tan optimista) del ruido proveniente del exterior. El foco de ruido lo produce el murmullo de la maquinaria del ascensor, que por las noches puede resultar muy molesto, los ronquidos del vecino, y por el día ruidos fuertes provenientes de la calle. Así que os cuento cómo aislé dicha habitación de manera más que satisfactoria, estéticamente y reductora de ruidos.

 Lo ideal es localizar el origen exacto: si es el vecino quien nos molesta, escogeremos esa pared y las 2 colindantes. Y si el foco se produce por todas partes, no queda más remedio que aislarlas todas, pero reduciremos bastantes cm. la superficie de la habitación. Por ejemplo, si tenemos a un pianista al otro lado de la pared, con aislar una pared nos bastará, pero con un percusionista necesitaremos aislar el máximo posible pues las vibraciones son más intensas. En los casos extremos, si queremos reducción sonora eficaz, deberemos aislar incluso techo y suelo, pero nos centraremos en una sola pared, imaginando que es a un pianista a quien debemos reducir sonoramente.

 En las grandes áreas comerciales, donde tienen extensas superficies dedicadas al bricolaje, podemos encontrar paneles acústicos. Son como de goma espuma y suelen medir 2X1. Son enrollables, así que su transporte es bastante fácil. Pero como tenemos que construir una pared nueva, mejor que nos lleven a casa los paneles suficientes (5 para una pared de 10 m2.) más el Pladur y los perfiles/soportes metálicos suficientes, que si son más pesados y difíciles de transportar, a menos que dispongamos de furgoneta grande.  Entonces, para resumir necesitaremos: paneles de aislamiento acústico, paneles de Pladur, cola para pegar a la pared los paneles acústicos, al menos 6 soportes metálicos, cinta métrica, taladro eléctrico, tornillos para Pladur y tacos (sólo para la pared), nivel para trazar líneas a lápiz, masilla para Pladur, cúter, Una sierra para metal por si necesitamos cortar los soportes, espátula y cinta para Pladur con la que cubriremos todos los extremos donde termine un panel de Pladur, así no aparecerán grietas. Con la masilla taparemos tanto agujeros como la cinta contra grietas.

También te puede interesar:  Acousticpearls: aislante acústico decorativo

Toni Ferrando.