Los espejos son un complemento ideal para las paredes de cualquier hogar puesto que son accesorios decorativos que te ayudarán a crear un ambiente más luminoso y con mayor amplitud gracias a su reflejo. Pero para que un espejo pueda ser un acierto en la decoración se tendrá que saber cómo colocarlo para potenciar así todo su esplendor y que en la estancia quede como anillo al dedo.

Antes de empezar a colocar los espejos por la casa si pensar en cómo hacerlo, tendrás que reflexionar en qué quieres conseguir con este elemento y qué papel quieres darle en tu decoración. Los espejos que tengas en casa deberán estar en buenas condiciones y así que el reflejo no quede distorsionado, pero sobre todo tendrá que cumplir funciones decorativas y por supuesto también prácticas.

Por ejemplo para colocarlos en el salón o en el dormitorio tendrás que saber qué quieres que refleje tu espejo. Hay quienes en el dormitorio prefieren que los espejos enfoquen en la cama para encontrar una mayor intimidad, pero hay otros que prefieren potenciar la luminosidad y la amplitud de ambas estancias colocando los espejos de tal forma que la luz natural que entra por las ventanas pueda quedar reflejado en el espejo para conseguir efectos estupendos.

decoracion espejos
Fuente: decoracionia.net

Tanto en el dormitorio como en el salón se pueden colocar este elemento decorativo como te acabo de comentar para que la luz de la ventana les dé o también colocarlos de forma estratégica por la estancia de tal manera que refleje la puerta para dar mayor sensación de amplitud. Porque la idea no es que refleje la ventana, ni tampoco la puerta sino crear el efecto de amplitud visual que proporcionan los espejos.

También te puede interesar:  Decorar las paredes con relojes

Colocar los espejos es algo muy íntimo y cada uno deberá saber cómo quiere tenerlos colocados para conseguir diferentes objetivos. Y tú, ¿cómo prefieres tener colocados los espejos en tu hogar?