Cómo colocar manisas de corcho en las paredes

En este artículo os vamos a dar unos sencillos pasos para colocar las manisas de corcho para las paredes.

Este tipo de manisas de corcho se suelen utilizar para recubrir las paredes de los estudios, ya que al mismo tiempo que sirven de decoración, permiten insonorizar la habitación donde las colocamos.

Lo primero que debemos hacer es dividir la pared en cuadrados uniformes del tamaño que queramos que sean las manisas. Es decir, si queremos que sean de 15 centímetros x 15 centímetros, o de cualquier otro tamaño.

Lo más fácil es medir la pared con un metro. Por ejemplo, si vuestra pared mide 20 metros de largo y 30 de alto, podéis colocar 8 manisas de 2,5 metros de ancho y 3,75 de alto. Lo que hemos hecho ha sido dividir los metros de altura y anchura por el número de manisas que queríamos colocar, para ver el tamaño que iban a poseer.

A continuación pasaremos a marcar con un lápiz sobre el corcho el tamaño de las manisas que queremos y lo recortaremos con un cúter.

Seguidamente iremos pegando cada manisa de corcho en su lugar correspondiente de pared con la ayuda de un pegamento específico para paredes.

Una vez que tengamos estas manisas pegadas, las pintaremos del color que deseemos y esperaremos a que se sequen para untarles una capa de barniz transparente para unificarlas y dotarlas de un brillo semejante al de la porcelana.

Ahora ya tenéis vuestras manisas de corcho realizadas, ¿que os parece?.

Enlace: mailxmail

También te puede interesar:  Estampados modernos para paredes