A los adultos nos gusta tener un armario ordenado, bien organizado y si tenemos un vestidor… pues aún mejor, ¿verdad? Tener un vestidor infantil en el dormitorio de los niños puede ser toda una oportunidad para que los niños aprendan a ser organizados con sus cosas y a apreciar la importancia del orden en el hogar, empezando pro su armario y en este caso con su vestidor infantil.

Tener un vestidor infantil es una forma estupenda de organizar el espacio, la ropa y todos los complementos que tengan los niños para su vestimenta, inculcándoles el hábito de ordenar su ropa desde bien pequeños. Para que les sea más fácil esta organización es buena idea facilitar el orden con sistemas de almacenaje y con elementos para guardar las cosas que estén a su alcance, priorizando sobre todo aquellas cosas que utilizarán a diario.

Tanto en el armario como en el vestidor resulta adecuado destinar las zonas más altas para aquella ropa que no se pondrá en la temporada u objetos que apenas se utilizan habitualmente, de esta manera no sobrecargarás el espacio utilizado a diario y evitar que se pueda ocasionar demasiado desorden.

vestidor infantil
Fuente: dormitoriostematicos.com

Una idea estupenda para un vestidor infantil es disponer de suficientes baldas, perchas y cajones para clasificar la ropa y almacenar incluso juguetes además de la vestimenta de los pequeños.

Si en tu hogar no disponéis de una estancia o un lugar indicado para tener un vestidor infantil, no te preocupes porque esto no es excusa para no tener ordenado el armario. Ya sea un armario empotrado, un armario grande o un rincón de la casa aprovechado para guardar la ropa de los pequeños de la casa, las estrategias de orden deberán ser las mismas.

También te puede interesar:  Una habitación con litera

Lo que resulta muy importante es aprovechar cada rincón del espacio destinado a guardar la ropa manteniendo el orden, la limpieza y la buena organización.