Tener unas paredes con encanto no tiene por qué ser algo muy difícil si se tiene un poco de creatividad e imaginación, aunque si piensas que te falta un poco de ambas cosas ya verás que con un poco de inspiración empezará a salir sola toda la creatividad que llevas dentro para poder tener unas paredes más que bonitas. ¿Quieres saber más? ¡No pierdas detalle!

Si tienes las paredes con un color estupendo pero la decoración resulta insuficiente o poco elaborada es muy probable que sea una pared aburrida y sin nada más que un poco de pintura. Si quieres que las paredes con encanto de tu hogar sean acogedoras, es cierto que lo primero que debes hacer es escoger un color que te transmita sensaciones agradables y que te hagan sentir bien, así cuando recibas a los invitados, también se sentirán acogidos.

Pero para escoger el color de tus paredes no sólo basta con escoger el color que te gusta y ya está, sino que tendrás que pensar qué tipo de estancia es y cuál es su finalidad, puesto que no es lo mismo pintar las paredes de un dormitorio que las paredes de un salón, cocina o cuarto de baño, por poner algunos ejemplos.

dormitorio pintado
Fuente: decoracioninteriorismo.wordpress.com

Por ejemplo para pintar las paredes de tu dormitorio y que queden con encanto deberás escoger el que más te guste dentro de una gama de colores neutros y claros, o en caso contrario que creen un contraste pintando una pared con un color más enérgico y las demás de un tono más suave en perfecta combinación de color.

También te puede interesar:  Solo para artistas: pintar las paredes

Después de haber escogido el color o los colores ideales para que sean totalmente una paredes con encanto, puedes añadir bonitos vinilos decorativos que queden estupendamente como por ejemplo frases, letras e incluso dibujos que te gusten. ¡Quedará fantástico para cualquier estancia!

¿Qué más te gustaría añadir a las paredes de tu hogar para que sean paredes con encanto?