Cómo conseguir unas paredes con personalidad propia

Para conseguir unas paredes con personalidad propia lo primero que tendrás que tener en cuenta es algo muy básico… los modelos de paredes decoradas en las revistas están muy bien y seguramente te ayudarán a inspirarte pero lo que realmente importa es que las paredes transmitan  a los demás que las has decorado tú y que dicen mucho de ti. ¿Te gustarías tener unas paredes con personalidad propia?

Lo primero que tendrás que hacer es pensar en el estilo que te gusta y en el estilo decorativo que reina en tu casa porque eso ya te hará tener una señal de para dónde tiene que ir la decoración de tus paredes para que tengan personalidad propia.

Después de eso tendrás que valorar el color que quieres poner en tus pareces pero independientemente de lo que quieras conseguir también debe gustarte a ti. Por ejemplo si quieres que las paredes de tu hogar te ayuden a crear amplitud pero no te gusta ni el color blanco ni el color crema, puedes optar por los colores con tonos pastel porque hay una gran variedad y seguro que encontrarás aquel que más te guste.

paredes con personalidad
Fuente: delikatissen.com

Además de los colores también es importante el efecto que quieras conseguir en la pared, porque si prefieres que sea un acabado liso y normal sólo tendrás que pintar, pero existen otros efectos como por ejemplo: el gotelé, papel pintado, el degradado, efecto rústico (con madera, piedras o materiales semejantes), dos colores, a rayas, efecto arena, etc. Piensa cuál es el efecto que quieres crear en tus paredes.

Y después para que tus paredes tengan personalidad propia no podrán faltarle accesorios que indiquen tu personalidad. Hay mucha variedad y tendrás que pensar muy bien cuáles quieres para no sobrecargar el ambiente. Puedes pensar en cuadros, fotografías personales, relojes que te gusten, vinilos decorativos, etc.

También te puede interesar:  Original soporte de piedras para colgar collares en las paredes

¡Tus gustos personales te ayudarán a crear unas paredes con personalidad propia!