¿cómo convertir cuatro paredes blancas en una habitación deslumbrante?

Si tu idea es deslumbrar a todo el mundo con la decoración de tu dormitorio pero no sabes como lograrlo, aquí te daremos una idea que es fantástica, exuberante y muy funcional

Puede resultar una tarea compleja porque no siempre se sabe como combinar los colores y menos aun cuales elegir, sin embargo con tan solo unos pocos detalles harás de tu habitación un sueño
La idea básica esta en utilizar el blanco y el rojo, pero tu puedes utilizar los colores que desees siempre y cuando te gusten su combinación.

1018852304_b4ca508ba7.jpg

En nuestro cuarto dejaremos las paredes blancas, perfectas y lisas. El único detalle que pondremos de color en ellas será un cuadro, la característica de este es que será de madera rojo, nada más que rojo, con sus lados perfectamente iguales a los otros. Este lo colocaremos como cabecera, sobre la cama, a una altura de 1 mt o 1.50 mt.

El placard será en este caso blanco y liso, si este esta incrustado en la pared será excelente, pero si no lo esta con que sea blanco (o del color elegido) bastara.

Lo siguiente es definir una cama, que puede ser un sommier o sencillamente un colchón con una parrilla de madera que en este caso será pintada de blanco. A los pies de la cama pusimos un mueble para guardar la ropa de cama y sobre el algunas esferas de vidrio de color rojo que oficina de adorno dándole ese detalle de color muy sencillo.

Las mesas de luz son blancas, sencillas y lisas, bajas, preferentemente más bajas que la cama. Sobre ellas pusimos dos lámparas pequeñas blancas muy sencillas.
Los detalles de color rojo son los almohadones sobre la colcha blanca. En el piso decidimos colocar una alfombra de pelo largo blanca y sobre un costado un puff rojo.

También te puede interesar:  Utiliza las botellas de plástico como portalápices

De esta manera y de forma muy sencilla decoramos cuatro paredes blancas y las convertimos en un dormitorio exuberante.

Compartir
Artículo anteriorBuena fuente de iluminación
Artículo siguienteCuartos innovadores

Persona humana amante de las letras y del arte con mayúsculas. Siempre sentí curiosidad por la gente y sus extraordinarias rarezas. Algún día volveremos a comunicarnos en las cabinas de teléfono y a poner sellos en los sobres. Mientras tanto… Publicidad, Marketing, 2.0, Blogger, creatividad, actualidad, tendencia, moda, DIY, redes sociales, lovemarks, engagement, fotografía, literatura.