Cómo convertir un despacho en un loft (parte 1)

0
19

Este es un proyecto de la interiorista Ingrid Matheu, quien nos muestra que es posible convertir un despacho de oficinas en un loft.

Al ser un lugar abierto, se caracteriza por su alto grado de luminosidad y frescura. En cuanto a los espacios, la interiorista los divide sin necesidad de paredes, y con el simple y correcto acomodo del mobiliario.

La unión de estos espacios brinda un aspecto neoyorquino, pero con una decoración particularmente vanguardista y contemporánea, que no renuncia a ninguna comodidad. Al entrar a este loft lo primero que podemos apreciar es la austeridad cromática, es decir, el predominio del blanco y el negro en toda la decoración con algún que otro detalle metalizado. Esto se complementa con un suelo de madera clara, el cual le quita frialdad al lugar.
Cada espacio, entonces, forma un mismo ambiente y están continuados un por el otro.

En las siguientes imágenes podrás apreciar la decoración de cada espacio en particular:

COCINA:

cocina

Se caracteriza por su aspecto moderno e industrial y posee un acabado en un lacado brillante. Posee dos frentes: el primero posee muebles altos, y el segundo adopta la forma de una barra americana. Esta barra es la que se encarga de delimitar el espacio marcado para la cocina.

Dejar respuesta