La decoración perfecta para la temporada de verano. Hoy te proponemos la idea de cambiar de aires y cómo convertir una puerta en una bonita estantería. ¿Probamos?

A menudo tenemos algunos objetos en casa que no utilizamos, que están viejos, anticuados y pasados de moda, incluso rotos. Tenemos la solución a eso, y es que podemos reutilizar casi todo lo que pretendemos tirar, ¿cómo? muy sencillo, a través de un DIY, un proceso sencillo, fácil, económico y práctico. Ideal para decorar en verano y para no derrochar el dinero.

Se trata de convertir una puerta en una estantería y sí, ¡es posible! únicamente necesitamos esa puerta vieja y anticuada que ya no nos da ninguna utilidad, nuestra imaginación hará el resto. Y es que podemos elegir el color que más pegue con el espacio en el que vamos a decorar con esta maravilla. Una verdadera obra de arte en cualquier espacio de la casa.

decoración1

 

Podemos ponerle para empezar, algún tipo de balda para que esté bien apoyado en el suelo o pared. Vamos a continuar por darle alguna que otra mano de pintura, no importa si nos queda algo desgastado, ¡es vintage! y suele tener un acabado sorprendente. Conseguiremos este efecto a base de brochazos largos y con escasa pintura. Continuaremos dando alguna mano de barniz o mate para conseguir el efecto deseado. Por último, dejaremos secar durante aproximadamente uno o dos días y ya estará lista para ser un objeto de decoración brillante. ¿Te atreves?

decoración

Foto|Etsy

 

También te puede interesar:  Arflex, muebles muy originales