Cómo crear una pared rústica

Cómo crear una pared rústica 1

Seguro que muchos de vosotros vivís en casas de madera, o tenéis alguna cabaña en el campo que queréis decorar con toque rústico y original, pero no acabáis de encontrarle el punto exacto. Pero no os preocupéis porque en el artículo de hoy nosotros os mostramos la solución.

Hoy os vamos a enseñar como con pocos materiales se puede llegar a obtener una decoración de lo más llamativa e impactante. Tan solo necesitaremos:

– Una pared lisa sea de madera o de otro material.

– Un par de botes de silicona blanca con su pistola para poder distribuirla.

– Unos troncos de madera redondeados de varios tamaños.

– Una sierra de mano para cortar los troncos.

– Dos tornillos sin cabeza.

– Un taladro

Una vez que tengamos estos materiales los pasos son muy sencillos.

Primero cortaremos los troncos con una grosos de aproximadamente 3 centímetros si es que queremos una pared más o menso uniforme. Si por el contrario queremos causar un efecto de relieve con contrastes, cortaremos los troncos de diversas anchuras.

Cómo crear una pared rústica 2

Posteriormente, iremos encolando con la silicona los pedazos de tronco para pegarlos sobre la pared. Distribuiremos los troncos más grandes entre los más pequeños para que haya de todo y provoque un mayor efecto rústico.

Cómo crear una pared rústica 3

A una altura de aproximadamente 1,5 metros, haremos 2 agujeros paralelos en la pared, que posteriormente utilizaremos como percheros. Los podemos hacer de diferentes alturas si os gusta más.

Y como perchas, utilizaremos dos troncos de unos 8 u 10 centímetros de largo a los que introduciremos un tornillo sin cabeza en su base. Una vez puesto el tornillo, lo recubriremos de silicona y lo introduciremos en el agujero que hicimos con nuestro taladro en la pared para que quede bien sujeto.

También te puede interesar:  Decorar una habitación pequeña con buenos trucos

Cómo crear una pared rústica 4

Como veis, los pasos son bien sencillos y el material es muy económico, ya que si no disponemos de dinero para comprar la madera, podemos coger las ramas o troncos secos que hay por los suelos de los montes y bosques.

Fotosdecorahoy