Cómo deberás pintar los radiadores y las superficies de plástico rígido

Si en tus habitaciones colocaste radiadores deberás saber que para pintarlos existen algunos secretos. Hoy nos referiremos a ese tema.

Uso de radiadores en tu vivienda

pintar los radiadores
Fuente: Maria Elena

Gracias al uso de los radiadores tus ambientes podrán tener una temperatura agradable, aunque no lo parezca podrán tener un gran impacto visual dentro de los distintos ambientes, especialmente si elegiste algún modelo que simule ser antiguo, o los modelos que son de hierro forjados, que también son muy bonitos.

Si los radiadores están en perfectas condiciones no será necesario hacerles ningún mantenimiento ni pintarlos, el problema surge cuando sus condiciones no son las ideales o cuando están deslucidos. Con el paso de los años los materiales suelen volverse amarillentos o la pintura tiende a descascarillarse generando que aparezcan manchas por la acumulación de polvo. En estos casos darle una mano de pintura ayudará a que las imperfecciones desaparezcan. Lo importante es usar la pintura adecuada.

Pintura adecuada para pintar los radiadores

pintar los radiadores
Fuente: Reformas Arias

La pintura para pintar los radiadores deberá cumplir ciertas condiciones, entre ellas tener una buena adherencia. Este tipo de pintura deberá permitir una buena fijación. Es necesario que se use pintura adecuada para las superficies metálicas lacadas.

También te puede interesar:  Spark Lounge sillas apilables de Don Chadwick

Además la pintura deberá ser resistente al calor. Si bien es un consejo obvio no está demás recordarlo. En ocasiones podemos caer en el error de usar pinturas que no estén diseñadas para soportar el calor. Esto genera que se puedan ver afectadas por el excesivo calor.

Una alternativa es pintar los elementos metálicos que sean del tipo todo terreno, ya que se adaptan a la perfección a los requerimientos que se necesitan en estos artefactos.

Consejos para tener en cuenta antes de pintar los radiadores

pintar los radiadores
Fuente: Reformas Arias

Antes de comenzar a pintar los radiadores será necesario eliminar todos los restos de óxido, suciedad y pintura que se encuentre en mal estado. En el caso de que se debe eliminar unicamente suciedad podrás pasar un trapo con un poco de

Si lo que tienes que quitar es óxido o pintura en mal estado deberás usar una espátula, un taco con lija o un cepillo de púas metálicas para que los restos se desprendan del radiador.

Cuando la zona se encuentre limpia podrás comenzar a trabajar con el radiador aplicando la primera capa de pintura usando una brocha. Cuando esa capa de pintura esté seca deberás aplicar otra capa más para así garantizar una cubrimiento perfecta.

En ultimo lugar deberás lacar el radiador para que tenga una mayor protección, y así evitar que se acumule la humedad y el polvo.

Pinturas ideales para pintar plástico

pintar los radiadores
Fuente: Srgpicker

Muchas veces los radiadores o tubos de gas son plásticos o de materiales similares. Existen pinturas especiales para pintar esas zonas. Las inclemencias del tiempo, la continua exposición a la luz generan que las superficies puedan sufrir un deterioro visual volviendo las superficies más oscuras y sucias, especialmente cuando estamos hablando de un revestimiento exterior.

También te puede interesar:  OnOffSuite: la cama ideal para espacios pequeños

Si queremos que estas zonas se vean más bonitas deberemos usar alguna pintura que provoque adherencia en las superficies plásticas. Antes de determinar el tipo de pintura tendrás que saber si estamos hablando de un plástico rígido o de un plástico blando, que tenga cierta elasticidad. Así podremos elegir el material que se pueda agarrar correctamente.

Recuerda limpiar la superficie

Reiteramos la importancia de preparar correctamente las superficies antes de pintarlas, especialmente las superficies plásticas. Podrás hacerlo usando un paño mojado en lejía o amoniaco con un poco de agua. En el caso de que se se trate de PVC o de un plástico que sea muy rígido podrás lijar suavemente para que la pintura se pueda agarrar más fácilmente.

Cuando la superficie esté preparada podrás darle la primer mano de pintura usando un rodillo o una brocha. En la medida de los posible trata de pintar en el momento en que la superficie no reciba los rayos directos del sol. Si al superficie está en el exterior, hasta que esté totalmente seca, podrás cubrir usando algún plástico o tela para evitar que el polvo o la suciedad se adhiera a la pintura aún húmeda.

Para darle un toque final cuando la pintura se ha secada aplica una capa más para asegurarte de que la superficie esté totalmente cubierta. Al haber generado una pintura puente existe la posibilidad de que puedas barnizar la superficie o esmaltarla, así podrás garantizarte que dure más tiempo en la intemperie sin sufrir consecuencias.

Consejos para reparar la pintura que esté en mal estado

Por lo general en nuestros hogares encontraremos dos tipos de pinturas bien diferentes, la pintura plástica y a pintura al temple. En ambos casos se debe conocer sus características para poder tratarlas de la manera apropiada. La pintura al temple se caracteriza por ser poco adherente, es útil unicamente para los ambientes interiores y no es lavable. Si buscaos pintar sobre este tipo de pintura primero deberás eliminar todos sus desperfectos, ya que si no lo hacemos se podrá desprender la capa original.

También te puede interesar:  Aprovechar una pared con un radiador

.