Existen diferentes formas de hacer su hogar mucho más acogedora con las velas, sin embargo debes tener presente que si tiene las velas encendidas estas deben tener una cierta vigilancia (para evitar posibles desgracias) y siempre fuera del alcance de los niños.

Una buena idea es poner las velas en grupos, ya que muy a menudo la luz de una sola vela no es suficiente para iluminar toda una habitación, si son de tamaños y grosores diferentes puedes conseguir dar sensación de calidez). Un consejo es juntar velas del mismo color, el resultado puede ser espectacular.

Como apoyo para las velas puede usar casi cualquier material que no sea inflamable: dentro de un recipiente hondo con un poco de arena de la playa, sal, hojas o flores secas. Ten presente cuál es la trayectoria de la cera cuando la vela se empiece a fundir, para no dañar los muebles.

En el mercado existen muchos candelabros que se adaptan a las diferentes necesidades de cada ambiente. Los más altos darán un toque sofisticado a las tablas durante una cena romántica, mientras que los más bajos pueden ayudar a crear un ambiente de calidez a una habitación.

Las velas flotantes son ideales para introducir en un recipiente lleno de agua que, para dar un mayor impacto visual, puede estar teñida con diferentes colorantes. Otra opción es llenar la piscina con estas velas durante una velada especial para que la luz se refleje en el agua.

Puede poner las velas en cualquier lugar de la casa: sobre algún mueble, en la mesa a la hora de hacer alguna comida especial, sobre la mesita de noche, en el jardín, en la chimenea… cualquier lugar puede convertirse en un espacio especial gracias a la luz de una vela.

También te puede interesar:  Armarios florales de Spazzi

A la hora de encender una vela debes tener mucho cuidado de los niños y los muebles, procurad que la cera no caiga directamente al mueble sino en el candelero o en algún recipiente especial (las manchas de cera son muy difíciles de eliminar en la madera).

Fuente: cs velas