Este estilo de decoración, es muy constante, siempre utilizando las mismas formas y el mismo estilo rectilíneo para la decoración de la estancia.

Normalmente este estilo de decoración, inspira orden, sofisticación, etc. Siempre utilizando las líneas rectas para sus muebles y para los acabados decorativos.

Los colores más utilizados para las paredes de la decoración moderna, son los colores fuertes, que impacten sobre los muebles, como por ejemplo, rojo, azul, verde, magenta, naranja, etc. También se utiliza el blanco y el negro, ya que son dos de los colores preferidos para este tipo de decoración.

Los materiales que se utilizan, pueden ser hierro, plástico, madera tapizada, etc. Todo siempre usando formas rectilíneas.

Los emplazamientos de este tipo de decoración, son muy grandes, y con una buena iluminación.

Fuente: facilísimo

También te puede interesar:  Ideas de decoración de salones modernos