Hoy te traigo la segunda entrega con recomendaciones para decorar tu habitación universitaria.

Vamos con los asientos. Los universitarios solemos movernos mucho y no aguantar mucho en la misma posición, especialmente cuando nos toca pasar noches en vela por lo que es importante tener varios lugares cómodos en los que sentarte o tumbarte. Por lo que te recomiendo usar cojines o pufs, son una solución fácil y decorativa para asegurarte un lugar cómodo.

Bedroom

Pon un poco de vida a tu habitación gracias a las plantas. No solo aportarán color, si no que darán un respiro a tu habitación, si eres de los que no cuida las plantas busca alguna que no requiera mucho cuidado con un arreglo simple.

Todos echamos de menos nuestro hogar, y no hay nada mejor que recordar aquellos momentos gracias a fotos.  Las posibilidades son múltiples, desde enmarcar fotos a hacer un collage o pegarlas/colgarlas en la habitación con patrón. Puedes usarlas también para hacer un collage. Últimamente se lleva colgarlas en una cuerda con pinzas de la ropa, las cuales puedes pintarlas o personalizarlas.

¡Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing! Suena el despertador para ir a clase. Organizarse con los horarios es algo fundamental para poder tener una vida universitaria algo más desahogada. Especialmente cuando te has pasado toda la noche de fiesta o peor aún, de fiesta. Si no quieres llegar tarde a ningún sitio hazte con un buen reloj. Consejo: Evita los típicos que hacen ruido, son insoportables. Mi recomendación es uno digital.

Otro aspecto importante son las cortinas. Si tu dormitorio no tiene cortinas bonitas o las persianas están rotas arréglalas y pon tus propias cortinas, no tengas miedo de experimentar. Si quieres ganar luminosidad usa telas claras y finas.

También te puede interesar:  Ropa de cama Zara Home invierno 2013

Cojines. Una buena variedad de cojines puede serte muy útil en las duras jornadas de estudio. Juega con las texturas y los estampados para dar un toque decorativo a tu habitación, incluso prueba a hacerlas por ti mismo.

¡Espero que todos estos consejos te hayan servido!

Fuente: Ehow