Si trabajas desde casa o tienes que hacer trabajo en tu hogar para que las jornadas en tu lugar laboral no se extiendan demasiado es posible que hayas tenido que pensar y repensar cómo y dónde tener tu oficina en casa. Si vives en una vivienda pequeña es muy probable que te las hayas tenido que ingeniar muy bien para finalmente encontrar el lugar adecuado para poder desarrollar tu labor.

Una oficina pequeña en casa puede ser igual de bonita, práctica y funcional que si tuvieras una oficina de grandes dimensiones. Lo importante es no descuidar los pequeños detalles para que te sientas bien mientras tienes que estar trabajando. ¿Quieres algunas ideas?

Primero tendrás que encontrar tu estilo y saber cómo te sentirías mejor. ¿necesitarías colores suaves? ¿Añadir plantas para que sea una estancia más acogedora y que además te renueve la energía? ¿Prefieres tener toques relajados para aliviar el posible estrés que tengas?

Es importante que encuentres tu estilo para que puedas trabajar cómodamente, pero recuerda tener pocos detalles personales para que no te distraigan de tu labor.

oficina en casa
Fuente: loladerek.es

Los colores para tu oficina en casa también resultan fundamentales para que te transmitan sensaciones. Tu oficina deberá ser tranquila por eso los tonos en crema, pastel y el blanco serán las mejores opciones. Pero si tu trabajo es creativo y debes potenciar tu imaginación al máximo, entonces no dudes utilizar colores más vivos como el amarillo, el naranja, el verde…Aunque si tu trabajo requiere concentración, entonces los colores más claros serán la mejor opción.

También te puede interesar:  ¿Moderno o vintage? Elige el estilo de tu oficina

Y por supuesto para una pequeña oficina en casa el escritorio, la silla y algún sistema de almacenaje también resultarán primordiales para tu oficina ya que son elementos básicos e indispensables para poder trabajar. Una vez que tengas su ubicación clara debes tener en cuenta que la silla deberá ser ergonómica y la mesa deberá adaptarse perfectamente al espacio. Además te aconsejo que desde el lugar donde tengas la mesa y la silla puedas ver toda la estancia, por lo que no te pongas de espaldas a la puerta porque te puedes agobiar.

¿Qué te parecen estas ideas para tu pequeña oficina en casa?