¿Cómo elegir el césped artificial?

césped artificial

Es posible que alguna vez te hayas preguntado: ¿cuál es el mejor césped artificial?. La respuesta, no muy sorprendentemente, no tiene respuesta fácil. El césped idóneo tiene que ser ornamental pero también funcional. Afortunadamente los dos objetivos no se excluyen, y teniendo algunos puntos en cuenta podrás escoger el mejor para tu hogar.

El aspecto, o color, del césped artificial es, como no puede ser de otra manera, cuestión de gustos. Dependerá mucho de tus intereses personales el que escojas uno u otro, pero antes de comprarlo debes reflexionar bien sobre todo lo que te vamos a comentar a continuación.

La tendencia es que la gente pide con más frecuencia un césped natural con una apariencia lo más parecido posible a lo que es un césped natural. Quieren evitar el estrés de tener que cuidar y mantener un césped natural pero que se vea igual de bonito que si fuese real, aunque sea artificial.

Para satisfacer esta demanda Realgrass ha desarrollado su modelo Impecable que ofrece una imitación real de los colores de un césped natural. A partir de aquí tenemos que valorar la funcionalidad del césped, lo que en otras palabras solemos llamar la calidad del césped artificial.

Qué debes tener en cuenta antes de comprar un césped artificial

Nos vamos a centrar en algunas claves que debes tener muy presentes antes de escoger el césped artificial de terraza o para cualquier otro lugar de tu hogar.

Color

Lo ideal es que el césped tenga un color que sea lo más natural posible, que no parezca que no es real. Es decir, el tono y la saturación deberá ser lo más cercano a la realidad que sea posible.

Puedes usar la mezcla de fibras que tengan diferentes tonos para que así se parezca aún más a un césped natural. Piensa que un césped real no tiene un color homogéneo, tiene diversos tonos puesto que es en la imperfección donde se encuentra la perfección de la naturaleza.  Puedes usar diferentes tonos de verde mezclándolos con marrones y verdes.

Altura

Lo ideal en cualquier tipo de césped y sin importar el lugar dónde quieras instalarlo, es que sea entre 30 y 40 mm. Es la altura perfecta para que se sienta real, aunque si lo que prefieres es que se vea siempre como recién cortado, entonces la altura sería de 20 a 30 mm.

Aunque para que el aspecto sea natural, como te hemos comentado, lo ideal es que tenga una altura de entre 30 y 40 mm. Si decides que tenga más de 40 mm entonces las fibras se quedarán planas por su peso y no podrán estar de pie, dejando un aspecto de poco cuidado en tu césped.

Las alturas más cortas son mejores que las largas porque es más fácil de limpiar y de andar sobre él.

Densidad

Piensa que si escoges un césped con mucha altura, más densidad necesitarás para que tenga un buen sostén. La densidad es como el espesor del césped. Tiene que estar equilibrado porque si tiene demasiada la superficie será demasiado compacta (como una alfombra) y si tiene poca densidad no se verá resistente.

La densidad está ligada a la resistencia y esto se conoce como en efecto memoria. Cuando pisas el césped tiene que recuperar su estado y altura inicial después de haberse pisado. Tienes que buscar una combinación entre suavidad y efecto memoria a través de la densidad.

Lugar

El lugar donde quieras incluir tu césped artificial des importante. Para terrazas es recomendable instalar un césped con menos altura debido a que normalmente son zonas con mayor tránsito. En cambio si donde quieres poner el césped no se pisa o es poco transitado puedes optar por más altura si lo deseas.

Instalación

Cuando escoges un césped artificial es fundamental que sea de fácil instalación. De esta manera no tendrás que contratar servicios añadidos a tu presupuesto para el césped y podrás hacerlo tú mismo.

Si piensas que es demasiado complicado para ti, igualmente es necesario que sea fácil para instalarlo porque será la única manera de que si tienes que contratar a otras personas para hacerlo, no te resulte demasiado caro.

Ir arriba