¿Cuál será la mejor cuna para el bebé? ¿Cuántos tipos de cunas existen? ¿En qué me tengo que basar para elegirla? Si tienes estas dudas no te preocupes, en este artículo intentaremos brindarte las respuestas para elegir la cuna.

Es normal que con la llegada de un bebé surjan muchas preguntas y dudas, una de ellas se relaciona a cuál será la mejor cuna que le podemos dar para que su descanso sea confortable. Lo cierto es que durante los primeros meses un catre o un moisés puede ser la alternativa más apropiada, ya que se sentirá más contenido y ‘apretadito’ como lo estaba en la panza de su mamá. Además es una etapa en la que casi no se mueven al dormir.

Elegir la cuna
Fuente: Juan David Cadena

Cuando ya estamos llegando al cuarto mes y son más grandes los bebés necesitarán más espacio, por esa razón deberemos pasarlos a una cuna. Te contaremos cuantas cunas existen y cuáles son las más funcionales.

Diferentes tipos de cunas

En el mercado podrás encontrar diferentes modelos de cunas, desde los más antiguos, más modernas, con apliques, etc. Las cunas clásicas son las que tienen barrotes. Generalmente este modelo puede ser usada hasta los dos años, cuando ya pase a una cama. Algunos de los modelos permiten colocar nivelarla en dos posiciones, permitiendo colocar el colchón más alto cuando el bebé es aún pequeño.

Las cunas funcionales o convertibles son las que tienen una baranda desmontable. Es un modelo que con el paso del tiempo se podrá usar como cama. Cuentan con el espacio apropiado para que el bebé duerma y, en muchos casos, tienen cajoneras en uno de los extremos, que también podrán ser desmontables cuando la cuna se convierta en cama. Otros modelos también incluyen un cambiador.

También te puede interesar:  Ideas para crear un rincón de lectura en el dormitorio infantil

Lo bueno de este modelo es que, si bien son más costosas, evitará que tengas que comprar una cama cuando el niño crezca (cosa que tendrás que hacer si eliges un modelo de cuna clásica o simple). También vienen con dos niveles para poder subir el colchón en los primeros meses del bebé.