La alfombra es uno de los complementos que más ha resentido el peso del tiempo. Cada vez más en desuso, enfrenta el costo de su mantenimiento y colocación en contra de otras formas de recubrimiento para pisos. Sin embargo, para quien se anima a usarlas, las alfombras son un complemento con numerosas ventajas: abriga, protege y viste los pisos con superficies llenas de texturas, color y encanto.




La elección de la alfombra adecuada para una habitación es un arte (pues, hay que decirlo, se avienen bien en cualquier ambiente en donde no se vean amenazadas por la humedad, como la cocina y el baño). Aquí te brindamos algunos consejos para que tomes la alternativa correcta.
¿Qué criterios debes seguir para elegir una alfombra?

1. Color
Ante todo, debe ser armónica con el resto de los colores en la habitación.

2. Salud
Nunca elijas una alfombra si algún miembro de tu familia padece problemas de alergia como el asma. Si persistes en colocar una, usa aquellas constituidas en fibras naturales.

3. Combina
¿Patrones o cólores solidos? La alfombra debe combinar con el resto del ambiente, no rivalizar con él. La elección entre una alfombra con patrones o una con colores lisos depende del gusto personal, pero también del resto de la decoración con la que se va a colocar.

Continúa | Cómo elegir una alfombra (II)

También te puede interesar:  Decorar un dormitorio elegante en beige