Si estás pensando en cambiar el cabecero de tu cama o en cómo decorar un dormitorio, tal vez esta idea te pueda servir.

Vamos a ver cómo hacer un cabecero tapizado a medida utilizando unos sencillos trozos de madera, espuma y tela para acolchar. Aunque el que vamos a ver está hecho con piezas cuadradas y en color negro, puedes escoger la forma que más te guste y el color o tipo de la tela que más se adapte a la decoración de la habitación.

Para hacer este sencillo cabecero necesitarás:

  • 18 piezas de madera
    • 9 piezas de madera de 25 x 25 cm de 1 cm de grosor
    • 9 piezas de madera de 35 x 35 cm de 1 cm de grosor
  • 18 piezas de espuma
    • 9 trozos de espuma de 25 x 25 cm de 2 cm de grosor
    • 9 trozos de espuma de 35 x 35 cm de 2 cm de grosor
  • 18 piezas de cuero sintético lo suficientemente grandes como para poder cubrir las piezas anteriores
  • 3 listones de madera de 1,7o cm de largo y 4 cm de grosor

Para hacer este cabecero para la cama sigue los siguientes pasos:

  1. Pega los trozos de espuma a las piezas de madera
  2. Forra las piezas con el cuero sintético, colocándolo por la zona de la espuma y grapándolo por detrás contra la pieza de madera.
  3. Coloca un tercio de las piezas intercaladas haciendo la forma que te guste, procurando que las más grandes queden al mismo nivel, con la parte de la madera hacia arriba.
  4. Coloca encima uno de los listones. Con un talador, atornilla el listón contra las piezas.
  5. Añade unos colgadores al listón para poder colgar la pieza.
  6. Repite esta operación otras dos veces con el resto de material.
  7. Cuelga las tres piezas en la pared sobre la cama. ¡Ya tienes tu cabecero!
También te puede interesar:  Decoración de dormitorio con paredes de madera

Ahora deja volar tu imaginación, seguro que con este sencillo método se te ocurren más ideas.

Fuente: HomeCenter