Utilizar cuadros realizados con diferentes ara decorar una estancia nos permite personalizar el diseño y crear ambientes muy acogedores. Esta opción es muy interesante para la decoración de habitaciones infantiles.

Utilizar diferentes materiales y objetos para hacer cuadros es una idea muy creativa que te permitirá dejar volar tu imaginación y, además, aprovechar cosas que ya no usas o reciclar materiales. Puedes aprovechar retales o utilizar la misma tela de las cortinas, de las sábanas o de los cojines.

También puedes enmarcar la parte más decorativa de alguna prenda de tus hijos para decorar su habitación, y así tenerlo siempre de recuerdo. Esta es una hermosa manera de conservar la ropita de los bebés.

Los cuadros realizados con tejidos es una manera muy económica de decorar. Puedes escoger entre una gran cantidad de colores, tamaños y diseños.

Es tan fácil de hacer que incluso puedes realizar los cuadros con los niños. Ellos podrán elegir la tela o dibujo que más les gusta, o el marco. Y podrán colaborar en la elaboración del trabajo. Se sentirán muy orgullosos de ver expuesto su trabajo.

Con telas un poco más sofisticadas podrás hacer cuadros para decorar el salón o cualquier otra estancia, combinando el tejido elegido con los utilizados en el espacio que quieras decorar.

Reciclando viejos tejidos o buscando en alguna tienda de retales podrás encontrar ideas para decorar también el baño o la cocina, incluso el garaje.

Te dejo con un videoconsejo de Ikea para que veas una pequeña muestra de lo que se puede hacer utilizando telas y tejidos en cuadros.

¿Quieres más ideas? Pues no olvides leer el artículos sobre cómo decorar enmarcando tableros de juego.

También te puede interesar:  Lo último en tumbonas y hamacas
  • Pingback: Detalles para decorar en San Valentín | Bienes Inmuebles()