Cómo hacer un puff

Si estás decorando tu casa nueva, tienes la sala de estar vacía, o un dormitorio grande con espacio que llenar, hoy tenemos una manualidad muy fácil, divertida, cómoda y por su puesto “low cost” para decorar el espacio que tengas más vacio. Vamos a aprender cómo hacer un puff con un flotador grande para darle vida a ese rincón vacío y triste que tienes en casa.

Necesitaremos el siguiente material, facilísimo de encontrar, por cierto.

  • Flotador grande. Los llamados Donutt.
  • Inflador, para no quedarnos sin pulmones.
  • Un par de rollos de tela de “trapillo”, eso que está tan de moda para hacer bolsos y otras manualidades.
  • Tijeras.

Cuando tengamos todos los materiales toca ponerse a fabricar nuestro puff en unos sencillos pasos. No tiene mucha complicación, pero veréis que el resultado es una monada.

Inflamos nuestro flotador con ayuda del inflador. Recordad que sea de los grandotes. Una vez esté bien hinchado solo hay que cubrir con el trapillo  que hemos escogido rodeando todo el flotador. Hacemos un nudo y solo tenemos que enrrollar y enrrollar hasta cubrir todo el flotador.

Como consejo, sería bueno terminar de enrollar justo en la boquilla  del conducto de aire para que ésta quede libre y podamos volver a inflar el flotador cuando sea necesario. Los objetos inflables no duran toda la vida, así que, al igual que las camas tipo “restform” hay que hincharlo a menudo. Así que terminamos de cubrir el flotador en ese conducto yhacemos un nudo para poder taparlo y destaparlo siempre que sea necesario.

Y oye, pues ya tenemos listo nuestro puff para una sala de estar o un dormitorio grande. Cuantos más vivos sean los colores que elijas en el trapillo, más curioso quedará tu puff.

También te puede interesar:  Centro de mesa con esferas y hojas

¿Qué te parece esta idea? ¡A mí me resulta genial! Aquí os dejo una imagen que explica muy bien todos los pasos.

Cómo hacer un puff