Cómo hacer un somier con palés

Cama con palés

Este “consejo – tutorial” va especialmente dedicado a todos aquellos jóvenes que se van de casa, tanto solos como en pareja, y no cuentan con mucho dinero para decorar su nuevo hogar. Vamos a aprender cómo hacer un somier con palés. Lograremos una fantástica cama de palés, estilo modular, con mesillas y todo.

Si buscamos conseguir una cama de matrimonio sería estupendo poder reunir cuatro palés de 120 x 80 cm para poner un buen colchón de 1,50 o 1,60 sobre ellos. Los palés son capaces de soportar mucho peso, así que sería un estupendo somier para nuestra nueva cama. Lograr sacar un buen somier de cuatro palés, da algo de trabajo, pero en cualquier caso soportable.

Una vez reunidos los palés debemos lijar todas y cada una de sus tablas, sobre todo para evitar las astillas. Si no tienes la oportunidad de conseguir una lija eléctrica, tendrás que hacerlo manualmente, que aunque sea cansado y tardes algo más de tiempo, puedes conseguir un buen resultado. Una vez hayas lijado los palés por todos sus rincones y esté bien suave cubrimos, con ayuda de una brocha, todas las tablas del palé con protector de madera. Ayudará a que no se ponga fea con el paso del tiempo. Podemos proceder a pintarlos, si no te gusta el color de madera que tienen. Yo lo dejaría sin pintar, cubierto con una capa de barniz protector, pero eso ya va en función de los gustos de cada uno.

Una vez esté todo bien seco vamos a armar nuestro somier. Será fácil, solo debes colocarlo como indica la imagen. Dos verticales y dos horizontales, y tendremos nuestro somier con mesillas listo para ser usado.

También te puede interesar:  Original sofá hecho de cojines

Antes de colocar el colchón, os recomiendo que coloquéis sobre los palés un par de alfombrillas antideslizantes para evitar que el colchón se mueva sobre ellos. Y finalmente colocar el colchón en nuestro nuevo somier.

Listo para dormir bien a gusto.

Cama con palés

 

 

  • Pedro

    Sinceramente yo vengo de la idea clásica que una cama ha de tener sus patas y su somier, pero como bien explicais en el artículo cuando la economía no ayuda hay que buscar altenativas y es ahí donde me encuentro observando que el diseño no está reñido con la economía. Realmente el resultado es muy seductor y a bien seguro lo incorporaré en una habitación libre que dispongo y que tengo deseo de alquilar.
    Mi enhorabuena por el blog y os deseo felices fiestas.