La técnica Génesis se denomina a la imitación de granito en tonos neutros que se coloca en la pared. Se caracteriza por su resistencia y su lavabilidad. Es una alternativa ideal para usarse en ambientes tipo vanguardista y clásicos.

Aplicar esta técnica es bastante simple, lo primero que se debe hacer es preparar la pared o las paredes en las que se aplicará. Es necesario que las superficies sean lisas.

Implementar la técnica
Fuente: Ponto y virgula

Estas paredes deberán ser cubiertas con una masilla o aguaplast para cubrir las posibles imperfecciones, se puede colocar usando una espátula de carrocero. Al cubrir toda la superficie con una masilla se podrá realizar una imprimación apropiada.

Para colocar correctamente el producto no olvides leer la ficha técnica del producto para verificar si se necesita otro tipo de preparación. Cuando ya se tenga la pared preparada se necesitará de un brocha para aplicar el producto, se venden en cualquier tienda de pintura o decoración, es la misma que se usa para aplicar productos con la misma apariencia.

Mezclaremos el tinte elegido con la pintura Génesis (que se comercializa por lo general en tono blanco), la mezcla se tiene que hacer hasta lograr una perfecta homogenización.

Al aplicarla en la pared se deberá usar la paletina dando ráfagas en distintas direcciones hasta cubrir toda la superficie de la pared. Cuando ya esté cubierta se tomará la espátula de plástico y se aplastará toda la pintura otra ves dando ráfagas en varias direcciones, así se conseguirá que las partículas se aplasten formando el efecto de Génesis. Es muy importante dejar secar muy bien la superficie antes de darle el acabado final.

También te puede interesar:  Diferentes papeles decorativos

Si la pared en la que trabajaremos es grande lo mejor es hacerlo por trozos, porque si extendemos toda la pintura y luego la aplastamos quedarán zonas en donde se secó rápido y no se puede aplastar.

En este caso se tiene que tener mucho cuidado con los empalmes, porque si dejamos pasar mucho tiempo entre un trozo y otro se notará la diferencia. Si se quiere pintar encima del génesis necesitaremos darle un buen lijado a toda la superficie, rincones y esquinas para dejar toda la superficie lisa, cuando este todo listo podremos pintar como queremos.