Una de las piezas más atractivas que se puede añadir  a la decoración de una habitación es, sin duda, un mueble antiguo. Se trate de antigüedades, almonedas o muebles de colección, su tratamiento de la madera, el diseño y los detalles añade una suntuosidad a prueba del tiempo que imprime un sello personal e indeleble a cualquier ambiente.


Sin embargo, no siempre ese sencillo añadir estos elementos a un ambiente, y se corre el riesgo de que la pieza quede aparte o sofoque al esto de la decoración.

¿Cómo se puede integrar un mueble de época a un ambiente contemporáneo?

Una manera muy sencilla de crear un vínculo entre los estilos más contemporáneos y un mueble de cierta antigüedad, es crear un espacio mediante el papel pintado.

Usar motivos intrincados o con referencia a ciertas épocas, crea un enlace entre el mueble y el resto de la decoración, además de que añade un espacio atemporal, para la mejor apreciación de la pieza.

Imagen | Bhg

También te puede interesar:  Revestimientos originales para las paredes de tu hogar