Hay muchas alternativas a tomar en cuenta para saber cómo integrar un papel pintado llamativo en la decoración de la habitación, sobre todo ahora que este papel se usa tanto para darle un aspecto diferente y moderno al entorno de los dormitorios, salones y otras estancias del hogar. El papel pintado es práctico pero también tiene la cualidad de poder aprovechar con él, el máximo colorido que tanto nos gusta para embellecer nuestro entorno.

papel pintado para decorar la habitación

Tal como se puede apreciar en la imagen que ilustra esta entrada, usar papel pintado llamativo para decorar la habitación resulta en una forma encantadora de aprovechar los colores más intensos que tanto nos gustan. No importa cuál sea el que te guste porque podrás aprovecharlo en bonitos diseños estampados que agregar a las paredes del dormitorio. Pero hay que tener en cuenta algunos detalles, porque el exceso de color le resta atractivo y nos puede hacer sentir que es excesivo.

Cómo combinar el papel pintado llamativo

Es una de las primeras cosas que debemos tomar en cuenta, cuando nos decidimos a usar papel pintado llamativo en la decoración de habitaciones. En este caso el resultado es perfecto, el papel pintado desborda colorido pero se ve bien gracias al uso del negro y el blanco dos colores que combinan con todo y que debemos tomar en cuenta cuando conformemos la decoración alrededor del papel pintado que hemos elegido para la pared. Dependiendo del color básico del papel pintado debes elegir colores que equilibran el colorido, como son el blanco, el negro, el gris, y aprovechar la ventaja de mezclar un papel pintado llamativo con tonos pastel en los elementos decorativos, las cortinas y la ropa de cama.

También te puede interesar:  Fotos de dormitorios clásicos de ensueño

Papel pintado llamativo para tus paredes

Hay que elegir el color más intenso del papel pintado elegido para las paredes, para convertirlo en protagonista y a partir de ello, elegir un contraste que equilibre la sensación de colorido extremo. En este caso el protagonista es el naranja que notarás está presente también en algunos elementos decorativos como la ropa de cama y las cortinas. De esto podemos asumir que el color complementario es el negro, y claro es uno de los más socorridos en este sentido.

Con el color complementario que si quisieras una habitación más amplia visualmente, más clara, y más práctica o más moderna con menos glamour que la que vemos en la imagen, podrías elegir el blanco, o un tono de naranja pastel para jugar con tonalidades y crear un ambiente romántico. ¿te gusta la idea?