Para que las paredes se vean bien hay que tener presente que las mismas como todo, necesitan mantenimiento. Algunos pequeños detalles pueden hacer mucho por la apariencia de las mismas. Hoy te contamos cómo limpiar  paredes con papel pintado. Si se cuidan bien este tipo de paredes pueden verse siempre atractivas porque el papel tapiz si no se cuida bien puede perder color y mancharse.

pared con papel pintado
Fuente: That Bohemian Girl

Por qué usar paredes con papel pintado

Cada día más hogares lucen papel  pintado en las paredes. Porque éste es atractivo y porque resulta a la larga más económico que mantener las paredes con pintura que hay que retocar cada cierto tiempo. Cuando se tiene papel pintado,  limpiar  paredes es algo que debe hacerse a fondo. Hay que tener en cuenta las instrucciones del fabricante sobre el cuidado de dicho papel, porque cada uno puede necesitar distinto cuidado según el material del que está hecho, pero de manera general todo papel necesita el mismo cuidado.

Cómo limpiar  paredes con papel pintado

Hay algunos trucos a tener en cuenta a la hora de limpiar  paredes con papel pintado. Por ejemplo, nunca debes usar agua para limpiar el papel  porque lo arruinarás defintiivamente, excepto claro está aquellos que son impermeables. Para limpiar el papel pintado hay que usar un paño seco con el que suavemente se retira el polvo, si al limpiar encontramos manchas debemos usar una goma de borrar para retirar pasando suavemente sobre la misma.

También te puede interesar:  Decorando con azulejos individuales

Limpiar manchas en paredes con papel pintado

Algunas manchas son fáciles de retirar, pero limpiar paredes con papel pintado  de manchas de grasa requiere un poco más de esfuerzo. Hay que colocar una pieza de papel secante o absorbente sobre la mancha y encima de ello pasar la plancha a temperatura muy alta. Con ello se logra que la mancha se transfiera al papel absorbente, hay que hacerlo despacio hasta que se retire toda la mancha. Lo mejor para que las paredes con papel luzcan siempre perfectas es limpiar con paño seco cada semana así se retira el polvo y no se permite que el mismo se adhiera a la pared.