Cómo limpiar tus recubrimientos de piedra

Los recubrimientos de piedra son soluciones decorativas espectaculares, bajo mi humilde opinión. Creo que otorgan un ambiente fantástico a nuestros espacios, pero como todo también se ensucian. Por ello hoy os dejo algunas soluciones para limpiar este tipo de recubrimientos.

Si tienes recubrimientos de piedra que estén sucios, es hora de limpiarlos. No pierdas un solo momento, ahora con el buen tiempo que hace podemos dedicarnos a limpiar y dejar bien bonita nuestra casa. Tanto si son piedras colocadas en el exterior, como si decoran zonas de interior, hay diversos productos que nos ayudan en la limpieza de piedras como el granito, la pizarra, el mármol y otras muchas. Si tu piedra es natural, será porosa y esto significa que cualquier líquido como el agua y otros… se filtran por dentro. Al principio no pasa nada, pero a la larga los líquidos resquebrajarán la piedra y la destruirán… además de causar una importante decoloración en la misma.

Siempre que haya manchas en la piedra y más si es reciente, coloca un papel absorbente para eliminar lo antes posible el líquido derramado. Si la mancha ya estaba ahí o solo quieres limpiar la piedra después de mucho tiempo sin hacerlo… realiza una mezcla bien absorbente consistente en bicarbonato de sodio a partes iguales con detergente líquido, todo en un recipiente de cristal. Cuando la cataplasma está creada y bien espesa, coge una esponja con agua destilada y escurre este agua sobre la piedra.

dormitorio con recubrimiento de piedraSeguidamente coloca la cataplasma hecha sobre la mancha, puedes hacerlo con una espátula o un cuchillo de plástico. Procura añadir una capa gruesa y que impregne bien… para que ésta absorba la suciedad. Sobre ésto, añadimos un envoltorio de plástico y para que no se caiga añade cinta adhesiva en los bordes. El plástico hará efecto colocado sobre la cataplasma, durante 24 h o bien 48 si está muy sucia la piedra.

También te puede interesar:  Videotutorial para aprender a tapizar las sillas de tu comedor

Pasado este tiempo retira y quita la pasta con un cuchillo sin dañar la piedra. Frota bien y limpia los restos con una esponja húmeda. Os recuerdo que si la mancha lleva mucho tiempo o no ha salido del todo, puedes volver a repetir estos pasos cuantas veces quieras ¿Qué te parece decorar con piedra? ¿Encuentras de utilidad estos consejos?

foto: freshome

Compartir
Artículo anteriorDIY Inspiración: Mensaje en una maceta
Artículo siguiente¿Cocina anticuada? Ideas para renovar

Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria… etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida!
Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)… entre muchas otras cosas!