Afortunadamente existe la posibilidad de hacer una pintura de madera que no resulte tóxica. Si te gusta realizar manualidades para tus hijos con materiales como madera y quieres darle un aspecto colorido lo aconsejable es que emplees pinturas que no sean tóxicas. Así podrás estar más tranquilo si el niño lleva su nuevo juguete a la boca.

Hoy te daremos algunas pautas para que sepas cómo hacer pintura que no sea tóxica para la madera, gracias a ella podrás reducir los costos creando tu propia pintura, unicamente necesitarás algunos elementos que tienes en tu hogar.

Pintura de madera
Fuente: Maria Escola

Deberás reunir algunas botellas plásticas, no es necesario que sean grandes, bastarán que tengan una capacidad de 400 a 500 ml., las mismas deberán estar bien limpiar y secas. También deberás preparar la zona en que trabajarás colocando papel de diario y así evitarás manchar la superficie de la mesa.

Para obtener el color necesitarás de tazas medidoras, batidora o cuchara para mezclar y un recipiente, también necesitarás un embudo. Cada color que vayas a preparar deberás hacerlo por separado para evitar que los colores se mezclen y pierdan su nitidez.

En un recipiente mezcla una taza de sal con una de harina y otra de agua. Mezcla muy bien los ingredientes usando una cuchara o un batidor. Es fundamental que no queden grumos. Ahora deberás aplicarle a la pasta un poco de color. Puedes usar colorantes para alimentos (son fáciles de conseguir en cualquier tienda de cocina o pastelería). Agrega apenas unas gotas a la mezcla, en estos casos es preferible agregar algunas gotas más si se necesita incrementar el tono, ya que una vez colocadas no se podrá aclarar.

También te puede interesar:  Decorando con madera de Paloma's Nest

Ahora deberás colocar la preparación, usando un embudo, a las botellas que ya tienes guardadas y vierte la pintura blanca dentro dentro. Realízalo con mucho cuidado. Agita muy bien.