Pintar la habitación del bebé es una tarea muy divertida y emocionante que hay que tomarse con calma para poder elegir los colores más adecuados.

Pintar la habitación del bebé
Fuente: iMujer

Recuerdo los nervios que tenía cuando estaba embarazada y pensaba en todo lo que tenía que preparar para que cuando llegara mi niña todo estuviera perfecto. Donde más me paré fue en su habitación, ya que su decoración hay que elegirla con paciencia para estar seguros de que se beneficiará su descanso, que no solo debemos centrarnos en que sea bonita.

Pintar la habitación del bebé es una de esas tareas que hacemos siempre que estamos esperando un nuevo hijo. Aunque el dormitorio no tenga las paredes viejas o feas, seguro que quieres darle una mano de pintura para que todo esté como nuevo cuando llegue tu bebé. Además, sin duda es imprescindible darle un ambiente infantil con los colores más adecuados para su edad.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Si vas a pintar la habitación del bebé, aquí te dejo con unos cuantos consejos muy útiles, ¡a mí me vinieron genial en su momento!

Elegir el color

Una de las cosas más importantes que debes decidir a la hora de pintar la habitación es el color, así que debes meditarlo hasta tener clarísimo que ese es el más adecuado. Tiene que ser un color claro que trasmita calma y tranquilidad, como blanco, beige, tonos neutros o tonalidades pastel. Algo a tener en cuenta para elegir el color es el tamaño de la habitación y la iluminación.

También te puede interesar:  Preparando la habitación del bebé
Pintar la habitación del bebé
Fuente: iMujer

Si es pequeña o la luminosidad es escasa, los colores deben ser lo más claros posible. Los colores cálidos dan sensación de amplitud (amarillo, beige, naranja), mientras que los fríos (azul, verde, morado) tienen el efecto contrario, es decir, hace que la estancia parezca más pequeña. Los colores oscuros y fuertes se recomiendan únicamente para habitaciones que son muy amplias y luminosas, pero solo en una pared y no en el caso de bebés.

¿Cómo son los muebles?

Para elegir el color hay que tener también en cuenta el color de los muebles, ya que combinarán mejor o peor con determinadas tonalidades. Los muebles blancos o en colores claros son perfectos para combinar con cualquier otro color que vaya en las paredes, siendo así un contraste estupendo para la pintura e incluso para accesorios y complementos decorativos.

Pintar la habitación del bebé
Fuente: Muebles Luis Miguel

Si los muebles que has elegido son oscuros, lo más recomendable es optar por pintar las paredes en colores suaves. Si eliges colores también oscuros para la pared, la habitación quedaría demasiado oscura y poco luminosa, nada recomendable en el caso de los bebés.

¡Combina colores!

Combinar colores es una opción fantástica a la hora de pintar la habitación del bebé. Yo utilicé dos colores en la habitación de mi niña cuando nació y me quedé encantada. Elige dos que te gusten y que contrasten bien, que aporten sensaciones positivas y luminosidad. El beige combina muy bien con azul, rosa y verde, mientras que los típicos rosa y azul en tonalidad pastel quedan genial con el gris, y además están muy de moda. Yo utilicé vainilla en dos paredes y malva en la otra (la cuarta era todo un armario así que no hizo falta pintarla).

También te puede interesar:  Paredes Impactantes

Si la estancia es muy amplia y vas a dividirla por zonas (descanso, juego, estudio…), utiliza los colores que más favorecen en cada caso. En las zonas de estudio deben ir colores claros ya que favorecen la concentración, aunque como estamos hablando de bebés, no es algo prioritario esta zona ya que tardará mucho en utilizarla.

¡Dale un toque de color!

Los colores alegres e intensos no son recomendables para las paredes, peros sí para todo lo demás. Puedes utilizarlos en muebles, ropa de cama, elementos decorativos, cuadros, etc. También puedes utilizar un vinilo decorativo que sea llamativo para darle un toque de color muy interesante a la pared. Los vinilos se tienen que color cuando la pintura ya esté totalmente seca, así se fijarán perfectamente.

 ¿Qué pintura se utiliza?

Hoy en día hay una gran variedad de pinturas que se pueden utilizar para todo tipo de superficies, así que hay que tener cuidado y fijarse mucho para elegir la más adecuada. Como nos vamos a centrar en pintar la habitación del bebé, lo mejor es apostar por pinturas naturales, ecológicas o cerámicas, ya que su contenido no es tóxico y apenas desprende ese olor tan fuerte y desagradable.

Pintar la habitación del bebé
Fuente: El Mueble

Sea cual sea la pintura elegida, si vas a pintar la habitación cuando el bebé ya ha nacido o hay más niños en casa, procura que no estén durante el pintado. Incluso, lo ideal sería evitar su presencia en casa un par de días para no respirar el olor, por poco que sea. Esto es importante también si hay niños que puedan acceder a la habitación mientras se pinta, ya que puede haber un accidente y que se derrame la pintura, o peor, que ingieran pintura, disolvente o cualquier otro producto tóxico.

También te puede interesar:  Cunas originales en la decoración del dormitorio de un bebé

Si sigues todos estos consejos, seguro que consigues pintar la habitación del bebé con éxito. ¿Has elegido ya los colores? ¿Tienes algún otro consejo para compartir con nuestros lectores?