La decoración de las paredes de una habitación pequeña (¡y de la habitación en general!) no suele ser tarea fácil y menos para principiantes en decoración o para aquellos que no entienden mucho de colores, por eso se puede convertir en todo un reto. Pero la falta de espacio no debe ser un problema para ti ¡hay que convertirlo en una ventaja! Aprenden a pintar las paredes de una habitación pequeña resulta fundamental porque existen elementos que harán que al menos visualmente puedas conseguir que la habitación pequeña no lo parezca tanto ¡y sin hacer obras!

Colores claros

Lo primero que tienes que tener en cuenta cuando quieras decorar una habitación pequeña es que los colores de las paredes no pueden ser colores oscuros porque sólo conseguirás que la estancia parezca mucho más pequeña de lo que realmente es. Por este motivo tendrás que decantarte por colores en tonalidades pastel, crema, beige e incluso el blanco resultaría el color más adecuado.

Pero como el blanco es un color que aunque es bonito y da mucha amplitud y luminosidad, resulta algo soso si se decora abusando de él te aconsejo que si pones las paredes en blanco des algo de color con unos muebles en tonos pastel o tonos claros y si quieres incorporar textiles o detalles oscuros no habrá problema. En cambio si por ejemplo quieres que las paredes tengan un tono pastel, entonces el blanco lo podrás usar como complemento en tus textiles o elementos decorativos. ¡Lo dejo a tu gusto!

También te puede interesar:  Pintar paredes con tonos pastel
salon pequeno
Fuente: decoraciondesala.com

Atención con el techo

Es importante que el techo si quieres pintar las paredes de blanco siga siendo blanco, pero si las paredes las pintas de otro color (siempre claro) entonces el techo tendrá que ser blanco porque sin duda es el más adecuado para que las habitaciones pequeñas no se vean aún más pequeñas.

¿Te han gustado estos consejos de cómo pintar las paredes de una habitación pequeña? ¡Los colores son la clave!