En el artículo de hoy os vamos a aconsejar acerca de cómo debemos preparar las superficies de nuestras paredes y ventanas para pintarlas. Consideramos que es importante preparar las superficies antes de pintarlas porque se consigue una durabilidad más prolongada de la pintura que colocaremos sobre las mismas.

Cabe destacar que los consejos que os vamos a indicar sirven tanto para preparar las superficies de las paredes, como de las ventanas e incluso muebles. A continuación os dejamos las tres técnicas más habituales:

La técnica del método térmico

Normalmente esta técnica suele aplicarse a través de pistolas de agua, aire o gas caliente para ablandar las superficies que están en mal estado y eliminar de esta forma la pintura ya deteriorada. Si por el contrario no poseéis una pistola de este tipo y queréis utilizar esta técnica, os aconsejamos que retiréis la pintura medio desprendida con una espátula.

El procedimiento mecánico

Esta técnica suele utilizarse habitualmente para las superficies de madera, ya que a través de lijadoras se logra unificar la superficie de la pared o las ventanas. De todas formas, si vuestras paredes son metálicas también podéis utilizar lijadoras o pulidoras específicas para metal. Si queréis utilizar esta técnica de forma manual es muy difícil de trabajar, pero existen lijas especiales.

Nosotros os recomendamos que siempre utilicéis las lijadoras eléctricas, excepto en aquellos casos en los que vuestras paredes o ventanas posean molduras o dibujos grabados. En esos casos es mejor trabajar la madera o el metal de forma manual.

También te puede interesar:  Un techo a rayas, una idea muy original

La técnica abrasiva

Esta técnica se suele aplicar sobre aquellas superficies que poseen grabados o dibujos muy complejos con rincones inaccesibles para las lijadoras. Existen en el mercado líquidos abrasivos que deben ser aplicados con la ayuda de un pincel o aerosoles y que eliminan la pintura desprendida.

Una vez que hemos eliminado la pintura en mal estado, debemos asegurarnos de que la superficie es uniforme y lisa. Si sucede esto, nuestra superficie está lista para ser pintada.

Enlace: farbitek