CB063014

Es muy común derramar café accidentalmente, sobre el sofá, la alfombra o el mantel, incluso también sobre nuestra ropa. Pero quitar estas manchas no es nada complicado, solo debes conocer algunos secretos y, con ellos en práctica, podrás conservar tus muebles, adornos y prendas como nuevos.

Lo primero que debes hacer ante la caída de café, es secar con un paño de algodón para absorber la mayor cantidad de líquido derramado posible. Una vez hecho esto. Debes preparar una mezcla de alcohol y vinagre (en partes iguales), humedecer un paño con esta mezcla y frotar la mancha, luego solo debes dejar secar.

Pero en el caso de que la mancha sea antigua, también hay una solución, en este caso debes colocar la prenda en remojo con agua fría, colocar glicerina, y enjuagar con agua tibia.

Una mezcla ideal para quitar manchas en tejidos delicados se compone de yema de huevo, glicerina y agua tibia, y en el caso de que sea blanca puedes agregar jugo de limón.

Ten en cuenta estos consejos y podrás olvidarte por completo de las manchas de café en tu hogar.

También te puede interesar:  La leña, con estilo: ideas para este invierno