Los muebles tienen una vida útil limitada, periódicamente requieren de algún tipo de mantenimiento o renovación y así conseguir alargar su utilidad y darle un nuevo aspecto. Una de las alternativas es realizar la técnica de decapado, una ideal que se adaptará perfectamente a los muebles antiguos o a los muebles más modernos en los que se quiere cambiar su aspecto actual.

El decapado de los muebles es una técnica que actualmente se puede realizar más fácilmente por la cantidad de productos químicos que encontraremos en el mercado. A pesar de eso podrás elegir también los métodos más tradicionales, especialmente cuando se quiere realizar un decapado en muebles antiguos.

Decapado de muebles
Fuente: Ruben Baston

A continuación te daremos algunos prácticos consejos para que puedas realizar un correcto decapado de muebles. En primer lugar y, para no dañar la superficie, deberás utilizar un decapante en gel en lugar de un decapante líquido. Los decapantes en gel son ideales para cuando se busque trabajar en superficies verticales ya que no gotean, su aplicación es muy simple.

En el momento de ponerte a trabajar recuerda proteger tus manos para evitar el contacto de la piel con los productos, ya que pueden ser abrasivos.

Recuerda leer muy bien las instrucciones de los envases del decapante, así podrás usarlo de forma correcta, presta atención a las precauciones que tienes que considerar.

Empieza aplicando el producto sobre la superficie del mueble, utiliza una brocha limpia para facilitar la tarea. Aplica una capa de decapante y déjala actual por unos 15 a 20 minutos.

Mediante la ayuda de una espátula y con mucho cuidado comienza a retirar la pintura o el barniz antes de colocar el decapante. Te aconsejamos que la espátula sea de metal, pasando el borde de la misma para retirar el material.

También te puede interesar:  Cómo hacer unas cajas de almacenaje paso a paso

Al seguir los pasos correctamente se podrá conseguir un acabado más parejo, para eso podrás usar una lija o lanilla de acero número 000 que este empapada en alcohol. Verás que al terminar tu trabajo el mueble lucirá impecable, como nuevo.