Muchas veces nos complicamos mucho a la hora de darle un aire nuevo y diferente a nuestras casas. Pero en la mayoría de las ocasiones, con cosas tan sencillas como cambiar la decoración y pintar las paredes con un estilo diferente.

Por ejemplo, fíjate en el cambio de esta habitación de dormitorio.

Por un lado, se ha dividido la pared en tres partes, y se ha pintado combinando el blanco de las separaciones (con relieve, tipo moldura, seguro que quedarían genial) con el color gris de la pared.

Pero es que además, el cambio en la decoración, simplemente añadiendo un espejo y algún detalle y cambiando la ropa de cama, hace el resto para darle a la nueva habitación un estilo mucho más actual. ¿Te animas a darle un cambio así a la tuya?

Vía| Design Sponge

También te puede interesar:  Cama de mascota invisible