Cómo reparar las paredes

Lija

Todos nos hemos enfrentado en algún momento a una pared dañada por un clavo mal puesto o un golpe que ha dejado un agujero. Ya sabemos que parte del atractivo de nuestros ambientes en casa, es que estén en buenas condiciones y por eso es de importancia, reparar las paredes adecuadamente en cuanto lo necesitan. No hace falta un trabajo experto para arreglar la pared antes de pintarla o cuando luce mal porque tiene agujeros, podemos hacerlo por nosotros mismos.

Para reparar las paredes con agujeros,  necesitamos un poco de lija suave, agua, una brocha, pintura del mismo color del resto de la pared deteriorada y una espátula. Para  reparar la pared debemos emplear productos específicos, en este caso el que mejor se adapta a nuestras necesidades, es el conocido como enduido plástico y en otros lugares como “masilla” que se compra en las tiendas de ferretería y cuya aplicación es fácil y sus resultados efectivos y duraderos. Este diluido plástico se usa entonces como sellador de la pared y se prepara de acuerdo a las instrucciones del envase.

Luego de prepararlo debemos aplicarlo con una espátula  sobre la parte de la pared que se encuentra dañada, previamente hemos limpiado bien la pared, retirando los pedazos de material que puedan estar dañados y dejando el espacio libre para que el sellado rellene y se adhiera a la misma. Esperamos que  el mismo se seque bien y entonces hacemos movimientos firmes sobre la zona reparada con un poco de lija suave, esto busca reparar la pared de una manera uniforme, retirando los sobrantes del diluido plástico o masilla y emparejando la pared.

También te puede interesar:  Decorar la pared con figuras hexagonales

Cuando la hemos emparejado es hora de utilizar la brocha y emparejar el color, pintando la pared reparada con el mismo color que luce el resto de la pared, cuidando de la tonalidad para que no desentone y se vean diferentes. Con esto puedes mantener las paredes de casa en buen estado y pronto te contaremos cómo colgar los cuadros para no dañar las paredes.