Si quieres darle a tu hogar un ambiente muy especial y con mucha personalidad, colocar suelo de vinilo es una de tus mejores opciones para lograrlo.

Suelo de vinilo
Fuente: Archiexpo

El suelo de vinilo es una excelente alternativa si buscas algo original en vez de la típica baldosa o el parquet. Un recurso decorativo de gran calidad que le puede dar un ambiente muy especial a cualquier estancia, logrando así total personalización, ya que puedes elegir entre una gran variedad de diseños.

Hasta hace no mucho tiempo, el suelo de vinilo era considerado cutre, de poco nivel, y ahora se ha convertido en casi los más utilizados. Gracias a las innovaciones tecnológicas, es también uno de los más deseados gracias a su gran versatilidad y, especialmente, su durabilidad.

¿De qué están hechos los suelos vinílicos?

Este tipo de pavimento se fabrica con un material muy ligero al que se le puede dar forma rápidamente para convertirlo en un suelo perfecto para cada persona, el suelo con el que siempre soñó. Hay cientos de diseños en multitud de estilos que imitan diversos acabados, como estampados, baldosas, madera o piedra, entre otros.

¿Cómo se instala?

Suelo de vinilo
Fuente: Hogarmanía

Los suelos vinílicos pueden tener dos sistemas de fijación al suelo: autoadhesivo o encolado. El adhesivo es el más fácil de poner, y también el más habitual, así que en ese nos centraremos en este artículo. ¿Cómo se coloca? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

También te puede interesar:  Decorar paredes con código de barras

1. Lo primero, obviamente, será elegir el diseño más acorde a tus gustos y a lo que quieres para tu hogar. Lo bueno es que puedes poner uno diferente en cada estancia, o bien el mismo en todas, eso ya depende de tus necesidades decorativas.

2. Es importante que, cuando lo compres, lo dejes en la estancia en la que lo vas a instalar al menos 24 horas. Esto se debe a que es recomendable que se adapte a las condiciones y características del entorno antes de que lo coloques. Sí, puede parecer una tontería, pero está comprobado que si lo colocar directamente será más propenso a deformarse en poco tiempo.

3. Debes limpiar la superficie sobre la que lo vas a colocar antes de hacerlo. Tiene que ser totalmente lisa y plana, y estar libre de suciedad o humedad. En definitiva, un suelo limpio y seco para que se adhiera el vinilo lo mejor posible.

4. Ya empezando con la instalación, traza una línea perpendicular a la pared para que te sirva de guía. Te ayudará a que lo puedas colocar de la manera más recta posible.

5. Ve poniendo el suelo de vinilo estirando el film y alisando suavemente la superficie con la mano para que quede sin defectos. Asegúrate de que pegas muy bien especialmente los primeros milímetros junto a la pared y que no quedan torceduras, huecos o montañitas.

6. Cuando ya has colocado la primera tira, córtala dejando unos centímetros de sobra al final para poder ajustarla perfectamente entre la pared y el suelo. Lo que sobre lo tienes que cortar con un cúter o una espátula, o al menos son los utensilios más recomendables.

También te puede interesar:  Consejos para limpiar suelos de gres

7. Y a partir de aquí debes repetir el paso anterior hasta completar todo el suelo, poniendo mucha atención en la unión de cada junta para que se vea perfecto. Especial cuidado debes tener si el diseño te obliga a encajar cada tira, pero con un poco de maña te quedará genial.

¿Qué ventajas tiene el suelo de vinilo?

Suelo de vinilo
Fuente: Decopraktik

El suelo de vinilo tiene muchas ventajas y le proporcionará a cualquier estancia muchísima personalidad y estilo. Estas son algunas de las más interesantes:

  • Su instalación es muy sencilla, tal y como habrás comprobado en todo lo anterior. Al poder colocarlo sobre cualquier suelo no es necesario retirar el anterior, siempre y cuando sea una superficie lisa.
  • Te proporciona mayor personalización con la mínima inversión, ya que hay infinitos diseños y muchos precios. Esto te permite cambiar de suelo cuando te aburras de ver ese a diario sin tener que gastar mucho dinero.
  • No solo sus diseños son muy variados, también su calidad. Puedes optar por uno muy resistente pero más caro o bien por otro muy barato que no te proporcione tanta resistencia o durabilidad.
  • Su tacto es muy agradable, algo sin duda muy beneficioso, especialmente si lo comparas con el mármol o la cerámica, que resultan muy duros al pisarlos.
  • Otra gran ventaja es su limpieza, muy sencilla y que no te llevará mucho tiempo. Pasando un simple trapo húmedo ya conseguirás que reluzca como nuevo.
  • Por último, gracias a su composición, impide que se desarrollen hongos o bacterias, por lo que es perfecto para habitaciones infantiles o estancias en las que haya humedad. Su material impide también que se acumulen ácaros, por lo que es perfecto para hogares en los que hay personas asmáticas o alérgicas.
También te puede interesar:  Fibras sintéticas y naturales para alfombras que crean ambiente

Como ves, instalar un suelo de vinilo en tu hogar es una excelente decisión y puedes sacarle mucho partido. ¡No te lo pienses más, merecerá la pena!