¿cómo se define un estilo?

0
69

Es habitual que, al dar un consejo sobre la mejor alternativa para decorar un ambiente, la frase más socorrida de un decorador sea “elige un estilo y apégate a él“. ¿Qué es exactamente un estilo? Un estilo es el resultado de una tendencia determinada, tendencias a veces impuestas por la moda o por el arte. Algunas han sobrevivido a la prueba del tiempo, y son la base de los estilos decorativos más socorridos y eficientes al momento de vestir un ambiente.

estilo-historico

¿Cuáles son los componentes de un estilo? Cada una de las piezas del mobiliario mayor (sofás, mesas, sillas, camas…) suelen ser los focos a partir de los cuales se ramifica y define un estilo. Por ejemplo: la ostentosa presencia de muebles añejos en maderas oscuras, ricamente trabajadas y barnizadas, es el sello inconfundible de una decoración tradicional.

¿Cómo elegir el estilo adecuado para mí? Se trata de una decisión que involucra tres factores.

El más importante: el espacio en sí. No todos los estilos se evienen a un ambiente por igual. Los estilos históricos (con almonedas o grandes camas de madera y dosales) requieren de un gran espacio para lucir en su justo esplendor. En cambio, las tendencias minimalista son ideales para los espacios reducidos.

El segundo es el gusto personal. La preferencia por colores o caracteres, la necesidad de dejar una impronta con un gran retrato de una persona amada o preferir un ambiente impersonal donde texturas y materiales sean los que definan… Es una decisión que corre a cargo de quien habitará el espacio, y está casi por encima de cualquier otra consideración.

El tercero es la tendencia actual. No se trata de ser esclavo de la moda, y modificar la decoración de las habitaciones con cada nueva temporada, sino de añadir detalles y complementos que den al estilo que elegimos en un primer momento un toque contemporáneo: velas, lámparas, cojines, cortinas… La moda está ahí para reforzar la personalidad que ya hemos creado.

Fuente | Freshome

Dejar respuesta