A ver qué te parece esta idea: convertir boles de madera en elementos decorativos. Es fácil de hacer y además, lo que me ha gustado mucho es que puedes conseguir una decoración de lo más original con poco dinero.

Consigue los boles y después, unos espejos del tamaño de la base de los mismos. Con un palito de los de las orejas, aplica pegamento alrededor y pega los espejos en el fondo de los boles.

Añade un gancho para poder colgarlos y después, marca en la pared con una serie de cruces de cinta aislante los puntos en los que quieres colgar los boles. Haz agujeritos en el punto de intersección de las cruces y después, cuelga los boles. La verdad es que el resultado es estupendo, ¡quedan genial!

Si te animas, ya nos contarás qué tal.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Una estantería DIY