Tener un salón con personalidad propia puede ser más fácil de lo que te imaginas porque uno de los secretos consiste en fijarte cuáles son tus gustos y sobre todo con qué estilo te identificas más y a partir de ahí y sin darte cuenta las cosas irán viniendo solas. Pero tienes que poner de tu parte para conseguirlo.

Es posible que más de una vez hayas pensado que tu salón está totalmente decorado, que no le falta detalle… ¡parece que todo está en su sitio! Pero le falta esa chispa para hacerlo único, ¿verdad? Eso es porque le falta tu toque personal, dejar clara tu personalidad. Si tienes todo en su sitio y algo le falta a tu salón para ser un salón con personalidad propia tendrás que fijarte en los detalles para conseguirlo.

Lo primero que tendrás que tener en cuenta para que tu personalidad quede reflejada en el salón es añadir objetos que te describan. Por ejemplo si eres una persona cálida ¡puedes añadir una bonita chimenea! No te preocupes si no tienes espacio en el salón para construirla porque actualmente venden chimeneas de diseño y portátiles espectaculares. Pero también podría ser cualquier cosa que te guste como por ejemplo una figura abstracta ¡lo que quieras!

salon personalidad
Fuente: catwalkpass.blogspot.com

¿Y qué te parecería añadir una mesa extensible para que puedas invitar a todos tus comensales pero que no te ocupe demasiado espacio en tu salón? Crear un comedor pensando en su funcionalidad pero también en poder tener más comensales es otro detalle estupendo para poder marcar tu personalidad, ¡añade un bonito centro de mesa!

También te puede interesar:  Las cortinas para el dormitorio infantil

Además en una estancia con personalidad no podrán faltar tampoco pequeños detalles que te gusten y que hayas escogido tú con todo tu cariño, como por ejemplo bonitas plantas para dar calidez a la estancia, una bonita alfombra de diseño o divertida y por supuesto imágenes y fotografías que te describan y que cuando tus invitados las miren sepan reconocerte en cada una de ellas.