Pues sí, como un girasol que mira hacia donde está el sol, así es la original lámpara Girafiore, un diseño que me encanta. Será porque ahora con el frío y el invierno me entra la nostalgia de las flores, los campos de girasoles y todas esas cosas.

Por eso, y porque tiene un estilo que la verdad, me encanta. ¿Qué te parece a ti? Me gusta mucho porque puedes orientarla hacia donde quieras, para iluminar la zona que prefieras.

Tienes dos versiones de la lámpara, para poner de pie (que quedan genial al lado de un sillón o un sofá para leer) o de techo, ideales para una habitación amplia, el salón…

¿Con cuál de los dos modelos de Girafiore te quedas?

Vía| Chictip

También te puede interesar:  Limited Moths: luces por la vida