Cómo utilizar el tono (I)

Sin duda te habrás encontrado con habitaciones que daban la impresión de estar decoradas en decenas de colores cuando sólo tenían, en realidad, uno o dos. Esa es la magia de manejo de los tonos. Basta usar uno o dos colores en toda su tonalidad para llenar de color una habitación. Su ventaja es que esta paleta de tonos antes que de colores crea ambientes más serenos e integrados.

He aquí una guía para usar los tonos en tu decoración.

Tres tonos por habitación
La gran ventaja de usar el tono es que puede bastarte un solo color para toda una habitación. Sólo necesitas un tomo dominante para las paredes y dos variaciones más oscuras como mínimo. Las variaciones se crean con partes de gris en el tono original. Suele dar mejor resultado usar el tono más luminoso como el más extenso.

A más tonos, más dramatismo
Si quieres un ambiente con mayor movimiento y dramatismo, añade más tonos, siempre con base en un original, que será el dominante. Jugar con las escalas + gris, – gris da resultados impresionantes. El número máximo de tonos queda a tu criterio, pero el ideal es de dos tonos de + gris, y dos de -gris. Cinco tonos en total.


Fuente |  Freshome


También te puede interesar:  Consejos para lograr una decoración tropical