Barbacoa de carbón, gas o eléctrica. ¿Cuál es la mejor

Cuando el buen tiempo hace acto de presencia es habitual la celebración de barbacoas entre familiares y amigos. Es la excusa perfecta para reunirse y pasar un rato agradable mientras se disfruta del aire libre. Lo mejor de todo, es que todo el mundo puede disfrutar de una barbacoa en el patio o jardín de su casa, independientemente del tamaño del mismo gracias a la gran cantidad de modelos diferentes que nos podemos encontrar en el mercado. Debido a esto, hoy os queremos hablar de tres de ellas: barbacoas de carbón, barbacoas de gas y barbacoas eléctricas. De todas formas, si buscas la mejor información sobre barbacoas visita www.comprarbarbacoas.com. Seguro que ahí encontrarás la que andabas buscando.

Índice del artículo

Barbacoas de carbón

Se pueden decir que se tratan de las barbacoas de toda la vida. Son las preferidas por aquellos que les gusta disfrutar del tradicional sabor ahumado, además de no importarles tener que esperar un tiempo hasta que el carbón haya prendido completamente y alcance la intensidad adecuada para cocinar los alimentos.

Aunque pueden ser utilizadas en todo tipo de patios, se recomiendan especialmente para aquellos que son medianos o grandes debido al humo que desprenden. No son recomendables para utilizarlas en las terrazas de las viviendas por riesgo de incendio. Este riesgo hace que sea necesario tomar ciertas medidas de seguridad antes de su uso. Entre estas podemos destacar:

  • No hay que colocarlas muy cerca de las paredes, así como debajo de una zona techada o próximas a los árboles por riesgo a que se prendan cuando se encienda el carbón.
  • Hay que asegurarse de que está bien puesta la bandeja donde caerá la ceniza para evitar que el carbón pueda caer al suelo y provocar un incendio.
También te puede interesar:  Me llevo el banco

Como desventaja, podemos destacar el proceso de limpieza, ya que no podremos actuar hasta que las cenizas se hayan enfriado completamente.

Barbacoas de gas

Están adquiriendo una gran importancia en los últimos años debido a que son muy fáciles de encender y de limpiar. Solo es necesario encender el gas para prender la llama que se encargará de calentar la barbacoa donde preparar los alimentos. Es perfecta para todo tipo de espacios ya que no se corre el riesgo de provocar ningún tipo de incendio como ocurría con el caso anterior.

Como principal desventaja, podemos destacar que los alimentos ahí preparados no tendrán ese sabor ahumado que da las barbacoas de carbón o de madera. También suelen ser un poco más caras que las anteriores. Además, es necesario llevar a cabo una serie de cuidados para su buen funcionamiento. Entre estos cuidados podemos destacar:

  • Asegurarse de que el conducto que comunica el gas con la barbacoa está bien y no sufre ningún tipo de fuga.
  • No utilizar pinzas metálicas que puedan dañar el teflón de la barbacoa.

Barbacoas eléctricas

Son barbacoas que están pensadas para utilizar en cualquier sitio, incluso dentro de casa. Lo único que se necesita es tener próximo a ella un enchufe para empezar a funcionar. Resulta muy fácil preparar en ella los alimentos, además la temperatura se regula fácilmente y se reparte de forma uniforme. Su principal desventaja, al igual que el caso anterior, es que no aporta ese sabor ahumado tan característico de las barbacoas de carbón.

También hay que destacar lo sencillo de su cuidado ya que después de cada uso, solo tienes que pasarle un trapo húmedo sobre la superficie para retirar los restos de suciedad.

También te puede interesar:  En exclusiva el catalogo Primavera 2011 de Ikea

Tras ver estas opciones que te hemos presentado, ¿cuál es tu favorita? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!