Conseguir dulzura en un cuarto infantil

0
88

La inocencia y la dulzura de los niños debe manifestarse en la decoración de su dormitorio, los espacios que habitamos se identifican con nuestra personalidad y las características de nuestro carácter y además los rasgos decorativos de las estancias tienen influencias sobre nuestro estado de ánimo y nuestra evolución personal. Debemos tener en cuenta que el ambiente afecta al desarrollo del niño, a la hora de diseñar su habitación.

cuarto-infantil-muy-dulce

El color es uno de los elementos principales en este sentido y está directamente relacionado con la estimulación de sensaciones, relax, ilusión, alegría, serenidad, equilibrio… dependiendo de los tonos elegidos para pintar o revestir las paredes y en la elaboración de los complementos textiles, generaremos sensaciones diferentes. En general para niños tranquilos podemos elegir colores vivos, que resultan más estimulantes y para los niños con mucha actividad tonos más suaves, que relajan y tranquilizan.

Las figuras como flores, lazoscorazones para el cuarto de las niñas y los dibujos de elementos marinos como estrellas de mar, animalitos de cuento, árboles o plantas que pueden servir para la decoración de cuartos para niños de ambos sexos, son imágenes que acercan el mundo natural al entorno del niño, desde un punto de vista adaptado a los gustos infantiles, aportando equilibrio a la estancia.

La suavidad de los tejidos como en las telas con acabado “piel de melocotón” entre otras, que resulta especialmente agradable  al tacto, es muy adecuada para los tapizados de sillas o pufs, en general deberemos optar siempre por tejidos naturales y ser estrictos en el mantenimiento de la higiene de los complementos textiles del cuarto, para preservar la salud del niño.

Dejar respuesta