Consejos para acertar en la elección de las cortinas del dormitorio

A la hora de decorar un dormitorio, las cortinas es uno de los elementos más importantes que debemos tener en cuenta gracias a las muchas ventajas que ofrece. De ahí que sea casi imposible entender un dormitorio sin cortinas en las ventanas. Las cortinas son capaces de regular la entrada de luz, así como ofrecer una mayor intimidad, protegiendo a las personas de miradas indiscretas. Pero a pesar de su importancia, solemos dejar su elección en segundo planto cuando no debería ser así, ya que deberíamos buscar aquellas opciones que mejor se integren con el ambiente decorativo elegido. En este sentido, las cortinas a medida son la mejor opción que podemos encontrarnos.

Ahora bien, ¿qué deberíamos tener en cuenta a la hora de elegir las cortinas del dormitorio? A continuación os compartimos algunas claves que os serán de gran ayuda a la hora de elegir las vuestras.

Índice del artículo

Elección de la tela

Consejos para acertar en la elección de las cortinas del dormitorio 1

Uno de los puntos más importantes a la hora de elegir las cortinas, sería la tela de estas. Debería tratarse de un tejido que durase en el tiempo y que no perdiera color con el paso de los lavados, sin olvidarnos de que aportase elegancia a la estancia.

También es importante que el diseño de la tela esté en concordancia con el resto de elementos decorativos del dormitorio, aunque siempre podemos buscar contrastes pero sin elegir colores demasiados dispares.

Tamaño de la ventana

Otra de las cosas a tener en cuenta a la hora de buscar nuestras cortinas, es conocer el tamaño de la ventana o balcón que tengamos en el dormitorio. Lo ideal es que estas se extiendan 15 cm más que el ancho de la ventana para asegurarnos que todo el hueco queda bien tapado.

También te puede interesar:  Más ideas para los cabeceros

También es importante tener en cuenta la forma de las ventanas. Aunque lo habitual son que tengan ángulos rectos, se puede dar el caso de que las ventanas sean curvas. En estos casos, las cortinas de diseño pueden ayudarnos a crear un ambiente muy especial.

La luz, elemento clave para su elección

La luz procedente del exterior también tiene mucha importancia a la hora de elegir las cortinas. Si queremos preservar toda esa luz que entra por ella, una cortina tradicional de visillo puede ser la mejor opción.

En el caso de que queramos tamizar la luz, pero pudiendo ver el exterior, instalar una cortina enrollable tipo screen nos podrá ayudar a conseguir nuestro objetivo. Si por el contrario no queremos que entre nada luz, apuesta por telas opacas.

Estilo de la cortina

En la actualidad existen multitud de estilos diferentes de cortinas, pensados para todo tipo de decoración. Por ejemplo, si buscamos crear un ambiente minimalista, siempre podemos optar por estores enrollables verticales. En este caso también podríamos jugar con un sencillo panel japonés.

En el caso de buscar un estilo más clásico, lo más recomendable es instalar una cortina convencional, ya sea en riel o en barra.

Para los dormitorios juveniles, además de optar por una tela ambientada para la ocasión, las cortinas noche y día suelen funcionar muy bien, ya que permitirá controlar la intensidad de la luz pero sin perder intimidad.

Tamaño del dormitorio

Consejos para acertar en la elección de las cortinas del dormitorio 2

A todo lo comentado hasta ahora, hay que sumarle el tamaño que tendrá el dormitorio, ya que dependiendo de este, la elección podría variar.

También te puede interesar:  Cortinas funcionales para dormitorios

De esta forma, si no es muy grande, los estores enrollables o cortinas plegables se convierten en la mejor opción ya que suelen ocupar muy poco espacio.

Si el espacio no es un problema, podemos optar por cualquier otro tipo de cortina, desde las más tradicionales, pasando por los funcionales paneles japoneses o la colocación de estores minimalistas.

Tipo de ventana

Por último es importante tener en cuenta el tipo de ventana donde se colocará. En este caso, si la ventana contará con un sistema de apertura batiente hacia dentro, las cortinas tradicionales suelen ser la mejor de las opciones. Siempre se puede colocar un estor, pero debemos asegurarnos de que no entorpece su apertura. Si la ventana es corredera, la gama de opciones aumenta, pudiendo colocar cualquier tipo de cortina.

En el caso de que se trate de una ventaja que tiene algún tipo de mueble debajo, deberíamos olvidarnos de aquellas que llegan hasta el suelo, apostando por la colocación de algún estor.

Además de lo que hemos hablado a lo largo de nuestra publicación de hoy, ¿qué otras cosas pensáis que hay que tener en cuenta a la hora de elegir unas cortinas para el dormitorio? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!