Hoy nos referiremos a la manera en que puedes aislar acusticamente una habitación. Gracias al aislamiento no deberás escuchar ruidos externos o para que los ruidos de la habitación no se escuchen fuera de ella.

Una buena manera de hacerlo sin tener que entrar en obra es colocar alfombras en el suelo, forrar los cuadros con fibra de vidrio y colocar tubos de tela rellenos de esponjas en las esquinas. Si no tienes problema de entrar en obra podrás colocar una tarima flotante encima de un material aislante, poner paredes de yeso y en medio una lámina viscoelástica y por último un techo con una lámina aislante.

Consejos para aislar acusticamente la habitaciones

Por diferentes razones puede suceder que tengamos que aislar acusticamente una habitación, afortunadamente lo podremos hacer sin tener que invertir demasiado dinero ni hacer grandes obras. Podrás obtener buenos resultados usando materiales que pueden ayudar a reducir considerablemente el ruido exterior.

Un accesorio que nos ayudará es la alfombra, las cuales ademas de servir para la decoración te permite recoger el ruido. Lo ideal es que sea gruesa y de pelo de lana, ya que es una excelente material para amortiguar el sonido.

En las esquinas de la habitación podrás colocar unos grandes tubos de tela que estén rellenos de fibra de vidrio o esponja. Podrás forrar la parte trasera de los cuadros de fibra de vidrio, esto contribuirá a disminuir notablemente el ruido.

Las láminas viscoelásticas pueden ser colocadas en la pared. Estas placas tienen la ventaja de ser fáciles de colocar, bastará hacerlo por su parte adhesiva. Después coloca los perfiles metálicos dejando una pequeña cámara de aire para colocar posteriormente lana mineral (un material acústico bastante bueno).

También te puede interesar:  Ventanas Rehau, el alma de los hogares