Consejos para conseguir el estilo barroco en tus habitaciones

El estilo barroco se caracteriza por su elegancia y por su calidez, este estilo se encuentra inspirado en los conceptos de una corriente que tuvo lugar en el siglo XVII.

Características del estilo barroco

Conseguir el estilo barroco
Fuente: Jose Javier

Quienes quieran conseguir el estilo barroco en las habitaciones conseguirás una apariencia elegante, cálida y sofisticada. Este tipo de decoración se enfoca en los conceptos de la corriente artística que se desarrolló durante el siglo XVII.

Uno de los puntos fundamentales es la generosidad en las formas y en los detalles, si bien en la actualidad se ha suavizado su apariencia grandilocuente y las curvas ya no son tan exageradas el estilo es mucho más cargado que otros.

Tonos aconsejados en el estilo barroco

Conseguir el estilo barroco
Fuente: Le Talpo

Comenzaremos hablando de de los tonos básicos que se pueden usar en la decoración barroca. El tono más importante deberá ser claro, una de las mejores opciones es el color gris, este tono se puede complementar con otros colores intensos como el dorado, el púrpura, el negro o el violeta.

No todos los complementos de la decoración deberán ser de estos tonos, ya que el ambiente tendría un aspecto demasiado recargado, por eso es aconsejable que se destaquen en colores más intensos. Para contrarrestar los efectos de los colores puedes buscar algunos toques en gris, beige o un tono suave perla.

También te puede interesar:  Una pared llena de cuadros

Muebles del estilo barroco

Conseguir el estilo barroco
Fuente: Le Talpo

Cuando tengamos que elegir los muebles para una decoración barroca debemos pensar en alternativas cargadas de detalles y con muchas curvas. Esas curvas se deberán ver en las patas de los muebles o en los reposabrazos de los sillones.

El porte de los sofás, sillas y sillones deben ser más bajo de los habitual, con paras más bajitas. Para su tapizado se deberá usar una tela que tenga un aspecto más pesado, una opción ideal es usar terciopelo. Para las cortinas o cojines deberán usarse telas que tengan una buena caída

En cuanto a los estampados podrás usar diferentes arabescos o formas orientales. En algunos casos especiales los estampados florales pueden quedar muy bien.

Suelo y paredes con estilo barroco

Si eliges un estilo barroco para tus ambientes deberás pensar en cada uno de los detalles, uno de ellos es el suelo, si bien se puede colocar parquet de madera o moqueta también está permitido el uso de alfombras.

Cuando son bien elegidas las alfombras son un elemento claves para la decoración barroca. Así que deberás tenerlas presente.

Para las paredes puedes colocar papeles pintados, elige los que no sean de tonos sólidos, tampoco deberás caer en la tentación de abusar de las formas ni los colores. Si sobrecargas un ambiente conseguirás un sitio en donde sea imposible estar. Como te dijimos anteriormente las paredes en tono grisáceo quedarán muy bien, especialmente cuando son acompañadas en colores más fuertes.

Historia del barroco

Tengamos presente que el Barroco ha sido un período de la historia que tuvo lugar en la cultura occidental que se generó como manera de concebir las artes visuales, para la creación de este estilo se partieron de diferentes contextos histórico y culturales. Se produjeron diferentes obras en los campos artísticos como la arquitectura, la literatura, la pintura, la escultura, la opera, la danza y el teatro.

También te puede interesar:  Imágenes que inspiran a la hora de decorar tu hogar

Se pudo ver este estilo principalmente en la Europa Occidental, si bien, como consecuencia del colonialismo, se vio en diferentes colonias de potencias europeas, especialmente en algunas regiones de Latinoamérica,

Como estilo surgió a comienzos del siglo XVII, si bien algunos autores consideran que apareció a finales del XVI en Italia. Durante mucho tiempo (siglo XVIII y XIX) la definición de ‘barroco’ estuvo considerada como algo peyorativo, para algunos era algo engañoso, caprichoso, muy recargado. Recién comenzó a ser revalorizado al finalizar el siglo XIX por Jacob Burckhardt y, en el siglo XX, por Benedetto Croce y Eugeni d’Ors.

El periodo Barroco puede ser dividido, según algunos historiadores, en tres períodos: período primario (1580 – 1630), período maduro o pleno (1630 – 1680), período tardío (1680 – 1750).

Si bien es un estilo con características propias muchos consideran que puede ser un término usado para señalar cualquier estilo artístico diferente al clasicismo. Teniendo en cuenta esta consideración la palabra barroco puede ser usada tanto como sustantivo como adjetivo.

Arquitectura barroca

Dentro de la arquitectura, el estilo barroco, tomó formas más dinámicas, con una decoración muy exuberante y un sentido escenográfico de las formas y los volúmenes. En su momento cobró relevancia la modulación del espacio, con preferencia por las formas cóncavas y convexas. En este sentido se ponía especial atención en los puntos de vista del espectador y de los juegos ópticos.

Además cobró una gran importancia el urbanismo, como consecuencia de los programas generados por los papas y los reyes, un concepto que se integraba a la arquitectura y al paisaje.

En relación a las artes gráficas tuvieron una gran difusión durante esta época, así continuaron el auge que este sector tuvo durante el Renacimiento. Los grabados se expandieron por todo el continente europeo, esto ayudó a la expansión de los estilos artísticos originados en los centros de mayor innovación y producción de la época.

También te puede interesar:  Tips para la decoración de un cuarto infantil