Consejos para decorar dormitorios juveniles pequeñas

Decorar un dormitorio juvenil no es tarea sencilla. Son muchas las cosas a tener en cuenta para que nuestros hijos se sienten cómodos en ella. Pero este problema se acentúa cuando se trata de habitaciones juveniles pequeñas, convirtiéndose en todo un reto para los padres. A la hora de hacer frente a esta situación, es necesario tener en cuenta algunos puntos importantes como la distribución de los muebles, el uso del color o la luz que tendrá esa estancia. Como recomendación, es interesante realizar un proyecto de decoración previo dónde se analice todas las necesidades, el presupuesto que dispondremos y respetemos los gustos los jóvenes. Para que todo este proceso os sea más fácil, os dejamos a continuación algunos consejos a tener en cuenta a la hora de decorar este tipo de dormitorios juveniles.

Índice del artículo

Elección de los muebles

Lo más importante a tener en cuenta a la hora de decorar un dormitorio juvenil de espacio reducido, es saber elegir los muebles que formarán parte de la misma. Es recomendable optar por pocas piezas y que no sean de gran tamaño. De esta forma evitaremos sobrecargar la estancia. A la hora de elegir el diseño de los muebles, tanto los de líneas rectas como los de forma sencilla son perfectos. También es importante que tengan colores que se integren con el resto del dormitorio, dando continuidad y no arrebatando espacio. Las camas abatibles, el uso de literas o muebles modulares son perfectos en estos casos.

También te puede interesar:  Dormitorios juveniles de diseño moderno a los que no podrá resistirse tu hijo adolescente

Colores para la habitación

Si nos centramos en los colores de la habitación, lo más recomendable es que se utilicen colores claros donde se refleje la luz y cree una sensación de mayor amplitud. En este sentido el blanco nos aportará todas estas cualidades. Si quieres romper con la monotonía de este color, puedes combinarlo con tonos pasteles o tonos neutros. Como estos colores suelen ser «aburridos», puedes darle alegría a la habitación utilizando colores más vivos en cojines, colchas o cortinas.

Iluminación del dormitorio juvenil

Si somos capaces de iluminar perfectamente la habitación, conseguiremos crear una sensación de mayor amplitud. Lo más recomendable es usar luz natural, pero sabemos que esto no es siempre posible. Si esto ocurre, colocando puntos de luz artificial en zonas estratégicas puede ofrecernos el mismo resultado. Se recomienda tener varios puntos de luz en vez de uno solo para conseguir que las paredes parezcan estar más alejadas las unas de las otras.

Selección de las cortinas para la habitación

Ya hemos hablado que la luz es importante para que el dormitorio parezca más grande. Por este motivo, no coloques cortinas gruesas u opacas. El uso de visillos o estores enrollables pueden sernos de gran ayuda, ya que aportarán un toque más juvenil.

Suelos del dormitorio

Al igual que ocurre con las paredes, es importante elegir un suelo que se integre con el resto de la decoración. Al ser posible, que se traten de suelos en tonos suaves y lisos. Los suelos laminados suelen funcionar muy bien en estos casos, además de ser muy resistentes.

También te puede interesar:  Como pintar una habitación

Alfombras juveniles

Por último no hay que olvidarse de colocar una alfombra que ayude a mejorar la sensación de confort dentro de la habitación. Además de esto, son perfectas para dar un toque de color al espacio. Eso sí, elegir aquellas que tengan diseños juveniles para que nuestros hijos se sientan a gusto con ellas.

Además de todo lo que hemos hablado a lo largo de nuestra entrada, ¿qué otras ideas se os pasan por la cabeza a la hora de decorar un dormitorio juvenil pequeño? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!