Te brindaremos algunos consejos que puedes tener en cuenta a la hora de distribuir los cuadros en tus paredes.

Desde hace cientos de años los cuadros son los complementos ideales para decorar las paredes, además de permitir que tus ambientes se vuelvan más acogedores y armónicos. La ubicación de los cuadros nos abren diferentes opciones. Las personas pueden colocar en primer lugar las pinturas sin pensar el lugar que van a ocupar cada una, esto es un error que podremos evitar.

Debemos analizar acerca de la temática de los lienzos y el estilo de la estancia. Para ello tendremos que tener cierto criterio. El tamaño de determinados retratos o los paisajes en las habitaciones pueden confundirse con los otros elementos que usamos para decorar, generando que la decoración se vuelva más cargada, reduciendo la armonía visual.

Consejos para distribuir correctamente los cuadros

El salón es la estancia en donde, normalmente, ubicaremos más cantidad de cuadros. Dependiendo de las características del centro de reunión se podrá usar una colección u otra, entre varios aspectos se tienen que valorar los diferentes colores.

Si el salón es de dimensiones pequeñas será necesario brindarle una mayor amplitud, para ello será necesario recudir la cantidad de imágenes. Lo correcto será necesario optar por ejemplares grandes que brinden una clara sensación decorativa en la pared pero sin llegar a sobrecargarlas.

Si el salón es rústico o la madera ocupa un gran lugar es preferible decorar las paredes con cuadros sin marcos realizados de este material, los bordes combinarán con el tono de la pared. Otra buena alternativa es enmarcar láminas en cristal, este cristal deberá ser mate.

También te puede interesar:  Más ideas DIY para tus paredes, fáciles y económicas

Los salones que tienen escaleras pueden tener sus paredes con cuadros. Las mismas pueden colocarse formando una hilera dispuestas diagonalmente para que se puedan recorrer los peldaños mirando las pinturas.

Aquellos salones que no tienen demasiada luz o con los pisos bajos es aconsejable colocar cuadros de tonos suaves para brindar mayor claridad. Si el salón y un comedor con forma de ‘L’ donde se podrá colocar una mesa principal y las sillas podrás colocarlo de diferentes formas dependiendo de la amplitud de la pared. Los motivos de los cuadros pueden ser muy variados. Lo usual es decorar con flores y bodegones. Te aconsejamos que convienes los marcos de los cuadros con el color de las sillas y de la mesa.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorDIY: Corazones de papel para decorar la pared
Artículo siguienteDecorar un dormitorio infantil con papel pintado
Mi nombre es Leticia del Pino. Soy Licenciada en Publicidad y trabajo como Editora de Contenido desde hace varios años. En este blog podrás encontrar mucha información acerca de cómo decorar correctamente las tus estancias. Verás como el desafío de obtener buenos resultados no es tan complicado como parece