Consejos para el cuidado de mi colchón

En la actualidad todo el mundo conoce las ventajas de dormir sobre un buen colchón. La columna vertebral debe descansar en una posición adecuada para evitar molestias a lo largo del día. Sin embargo, si bien es cierto que existe cierta concienciación acerca de la estructura del colchón en sí, no ocurre lo mismo con los cuidados que se deben seguir para ampliar su vida.

En primer lugar y antes de entrar de lleno en la cuestión, es importante que tengas en cuenta la calidad del material. Por lo tanto, elige un buen colchón no solo en cuanto a confort o firmeza, sino también en lo que a garantía se refiere.

Consejos para el cuidado de mi colchón 1

Lo cierto es que existen multitud de colchones dependiendo del cuerpo o la edad de las personas, por lo que dejarte asesorar por el fabricante es la mejor alternativa para decantarte por un modelo u otro.

Trucos para alargar la vida del colchón

Una vez que dispones de un buen colchón y has comenzado a utilizarlo, existen una serie de trucos que pueden alargar la vida de tu colchón. Normalmente los fabricantes recomiendan cambiar de colchón cada 8 años, aunque esta fecha puede prorrogarse durante al menos otros 2 años si lo cuidas de la manera conveniente.

  1. Ventilación y aire

Al igual que las habitaciones deben airearse cada día para introducir aire fresco en ellas y evitar la aparición de ciertas bacterias como el moho, algo similar ocurre con el colchón. Los fabricantes de colchones recomiendan abrir la ventana y dejar que el aire transpire por el colchón. Para ello es recomendable retirar las sábanas y permitir que el aire entre en todos los rincones.

También te puede interesar:  Los Colchones Hinchables: tú aliado en estos tiempos y en los próximos

Con respecto al tiempo, cuanto más tiempo mantengas la habitación aireada, mejor para tu colchón. En ciertas estaciones, como el verano, este elemento es un foco de gérmenes sobre el que sudamos cada noche. Por ello, como mínimo debemos dejar que se airee unos 5 o 10 minutos al día.

  1. Voltear el colchón

A la hora de abordar cómo limpiar el colchón, algunas ideas son sumamente sencillas y apenas implican tiempo. Este es el caso del volteo del colchón, una práctica que debe realizarse al menos 2 veces al año (si son 4, mejor).

Lo conveniente es que se aproveche el cambio de estación para dar la vuelta al colchón. Así, puedes aprovechar este cambio para mantener aireada la habitación durante más tiempo y lavar toda la ropa de cama, por ejemplo.

  1. Ropa de cama

En lo que a la ropa de cama se refiere, lo primero que los fabricantes aconsejan es contar con una funda para el colchón. Esta debe estar fabricada con materiales transpirables y suaves. Al igual que el resto de las sábanas, debes intentar lavar la ropa de cama una vez por semana y a una temperatura alta, como unos 40 grados. Además, utiliza productos especiales para limpiar el colchón y eliminar las manchas. Esto permitirá eliminar los ácaros o bacterias que puedan habitar en la zona.

Las almohadas no son ajenas a esta limpieza y control. En este caso, se deben intentar lavar una vez al mes o, como mínimo, una vez cada dos meses. Recuerda que cada noche descansas sobre ella, por lo que debes mantener unas buenas condiciones higiénicas.

También te puede interesar:  Camas de agua: una buena opción